Intel «resucita» el Pentium G3420 de 22 nm ante la falta de stock a 14 nm

Intel «resucita» el Pentium G3420 de 22 nm ante la falta de stock a 14 nm

Rodrigo Alonso

Intel ha publicado un PCN (Product Change Notification, o «notificación de cambio de producto») mediante el que anuncia que el procesador Intel Pentium G3420, procedente de la era Haswell a 22 nm que ya estaba muerto y enterrado, volverá a la venta hasta por lo menos el mes de mayo de 2020, con los envíos finales que terminarán en diciembre del mismo año. Esto, lógicamente, ha despertado suspicacias y hace pensar que los problemas de stock de procesadores a 14 nm siguen más que latentes.

En la notificación de cambio de producto publicada por Intel, la compañía ha cambiado el estado de «Discontinued» a una explicación que nos dice mucho:

«Canceling this Product Discontinuance completely per new roadmap decision and enabling the product long term once again».

Literalmente, esto quiere decir «Cancelamos completamente la discontinuidad de este producto debido a una nueva decisión de roadmap, y habilitamos el producto a largo plazo una vez más». Básicamente quiere decir que el Pentium G3420 no solo vuelve a la venta sino que la compañía vuelve a fabricarlo de manera activa.  En otras palabras, no es que tuvieran stock y quieran deshacerse de él, sino que han empezado a fabricarlo de nuevo. También mencionan que aceptarán pedidos de este procesador hasta el mes de mayo del año que viene, y estarán realizando envíos hasta el mes de diciembre.

 

La resurrección del Pentium G3420 significa que Intel sigue con problemas

Realmente no tiene ningún sentido esta acción por parte de Intel, salvo que los problemas de stock son realmente muy serios. Desde hace semanas los fabricantes de equipos OEM se estaban quejando de que no venden más porque Intel no les suministra procesadores suficientes para sus equipos, así que esta vuelta de tuerca de la compañía parece un claro intento por tener contentos a sus socios, especialmente por el hecho de que algunos de ellos (como Dell) ya están usando procesadores AMD, dejando de lado a Intel.

En cualquier caso, este Intel Pentium G3420 no es que vaya a batir ningún récord, y es que en realidad es un procesador de gama baja cuya resurrección parece que es simplemente para que los fabricantes de equipos OEM puedan seguir vendiendo su hardware, aunque sea con un procesador antiguo, poco eficiente y de bajo rendimiento.

¿Por qué Intel ha escogido este procesador y no otro? La respuesta parece que viene dada por el nivel de ventas que tuvo en su momento, pues fue el procesador que más se vendió en la gama de entrada de procesadores de la compañía dado su bajo coste. Podríamos pensar que por qué nadie iba a comprar un equipo con este procesador en lugar de otro con un AMD Athlon 3000G, más potente y eficiente. La respuesta es que en su momento este procesador se forró de galardones precisamente por su buena relación prestaciones / precio.

¿Qué pensáis vosotros? ¿Creéis que se venderán muchos equipos potenciados por estos Pentium G3420, o que supondrá un fracaso porque ya nadie quiere un procesador a 22 nm a día de hoy? Desde luego, la polémica está servida.