Esta Smart TV esconde un PC y encima, ¿funciona sin cables?

Esta Smart TV esconde un PC y encima, ¿funciona sin cables?

Josep Roca

El término Wireless no es que sea una moda temporal, sino una tendencia basada en reducir el número de cables que hay alrededor nuestro. A día de hoy tenemos la posibilidad de comprar periféricos que no requieren de cables para conectarse. Tenemos ejemplos a patadas de ratones, teclados, auriculares, mandos de control e incluso impresoras que se comunican por ondas de radio. Al mismo tiempo, ya empezamos a ver las primeras Smart TV sin cables. Sin embargo, la que os traemos hoy, tiene algo que la diferencia de los demás.

Debido a la existencia del cable USB-C Alt DP, creemos que los monitores, que no televisores, van a reducir la cantidad de cables que usan. Sin embargo, esto no ocurre para los televisores desde el momento en que estos no usan el estándar DisplayPort de la VESA. Por lo que este televisor para reducir la cantidad de cables utiliza otro método.

DisplacedTV, una Smart TV sin cables basada en PC

El modelo llegará de la mano de la marca estadounidense Displace y se trata de un modelo de televisor con una diagonal de 55 pulgadas y una resolución 4K. Como curiosidad, su circuitería interna se basa en un procesador de AMD y una tarjeta gráfica de NVIDIA. Por lo que dicha Smart TV sin cables usa hardware de PC y no de teléfono móvil, como suele ser habitual en dicho mercado. ¿El motivo por el cual es necesario dicho hardware? Pues no os esperéis que tenga la capacidad de un PC para juegos, dado que solo tiene 3 centímetros de grosor.

Así que esperaos una CPU y GPU modestas. Más bien, el hardware de ordenador es para darle soporte a una serie de funciones basadas en interfaces naturales. Las cuales usan una cámara y un micrófono integrados para interpretar gestos con la mano y comandos de voz para poder manejar el televisor. Lo cual no es una novedad, en todo caso, el fabricante avisa de que es posible desactivarla por motivos de privacidad y usar el clásico mando a distancia para controlarlo.

Por el momento desconocemos su precio y fecha de lanzamiento, pero debutará en el CES el próximo 3 de enero. ¿Su lanzamiento en Europa? Lo desconocemos por el momento, dado que su fabricante es una empresa emergente estadounidense.

Displaced Smart TV sin cables

¿Cómo lo consigue?

Pero, ¿cómo puede funcionar sin necesidad de conectarse a la red eléctrica? Pues sencillo, a través de cuatro baterías recargables que están integradas dentro del televisor. Las cuales, según el fabricante, pueden tener una duración de un mes con un uso diario continuo de 6 horas. Por lo que obviamente deberán ser recargadas para usarse. Sin embargo, el fabricante no ha informado si usará un puerto USB-C de carga rápida para ello.

Otra de las capacidades es el hecho de que como no dispondrá de marcos, se podrán combinar 4 de ellas en una configuración de 2 x 2 para crear un mural de 110 pulgadas en la que cuatro televisores se sincronizan para mostrar una sola imagen en común a resolución 8K.

En todo caso, el término de Smart TV sin cables bastante contradictorio, desde el momento en que conectarle una consola de videojuegos a ella o cualquier otro dispositivo ya significa el uso de los cables. También tenemos que tener en cuenta que ante semejante tamaño no parece muy portátil que digamos. Vosotros, ¿Qué pensáis? ¿Tiene sentido una SmartTV de este tipo o, por el contrario, la obsesión por eliminarlos ha llegado al absurdo en ciertos casos?

¡Sé el primero en comentar!