Así puedes crear tu propio mando Xbox Elite Wireless Controller Series 2

Así puedes crear tu propio mando Xbox Elite Wireless Controller Series 2

José Luís Sanz

El primer Xbox Elite Wireless Controller llegó para cumplir con una necesidad que tenían algunos jugadores de disfrutar de un mando completamente personalizable y con mejor tacto que el original de, por aquel entonces, las Xbox One que Microsoft vendía en el mercado. Un producto muy Pro que deseaba convertirse en la norma dentro de ese panorama competitivo y de eSports que creció a finales de la pasada década.

Todos los elementos para triunfar

Pero a pesar de aquella perfección de la que presumía, de su precisión y de esos extras que no podíamos usar con el mando normal, nunca llegó a ese programa de personalización que Microsoft puso en marcha para vendernos el gamepad de nuestros sueños, ese en el que podíamos mezclar prácticamente cualquier color, textura y componente extra que mejorara el rendimiento durante la partida.

A diferencia de aquella primera generación, el nuevo Xbox Elite Wireless Controller Series 2 sí que ha entrado a formar parte del programa Xbox Design Lab por lo que podremos elegir exactamente cómo lo queremos, ya sea porque nos hemos dejado influenciar por la pasión que sentimos por el último juego al que nos hemos enganchado, o porque presumimos de unos colores propios que queremos enseñar a todo el mundo que nos vea jugar.

Así las cosas, ¿qué es exactamente todo lo que podremos personalizar de este nuevo mando? Pues resumiéndolo mucho, todo. Tanto los propios botones, como los sticks o los gatillos, la empuñadura y el cuerpo en sí o la cruceta. Las combinaciones son inifintas aunque de momento no han llegado las texturas y la posibilidad de elegir nosotros el patrón que imprimirá Microsoft en nuestro futuro Xbox Elite Wireless Controller Series 2.

Xbox Elite Series 2.

Pequeños pero grandes detalles

El grado de detalle que podemos elegir alcanza incluso a los anillos de ambos sticks, para hacer mucho más evidente el contraste de colores que queremos destacar. Es más, el D-pad también podremos escoger entre que tenga la tradicional forma de cruceta con los controles de arriba, abajo, izquierda y derecha bien diferenciados, o facetado, como Microsoft lo define y tal y como podéis ver en la imagen que os dejamos justo encima.

Ahora bien, este Xbox Elite Wireless Controller Series 2 es más barato que la primera generación, entre otras cosas porque los de Redmond han optado por aligerar de la caja algunos componentes que no todos los usuarios utilizaban y que encarecían el precio final. Ahora, de base, no será necesario hacernos con ellos pero si creemos que son esenciales, dentro de este proceso de personalización podremos añadir las levas, sticks, crucetas extra e incluso el estuche de carga agregándolos al carrito, lo que nos saldrá al final por el precio que prácticamente tenía la primera generación, es decir, 199,99 €.

Esta personalización la tenéis disponible ya para pedidos que queráis realizar desde la web de Microsoft y con fecha de entrega prácticamente inmediata. Es cierto que a poco que añadamos algún extra la cuenta crece, pero desde luego que es la mejor alternativa para aquellos usuarios que quieren diferenciarse claramente de los demás, presumiendo de colores propios, obteniendo siempre el mejor rendimiento.

Eso sí, de momento seguirá funcionando con pilas…

Fuente > Microsoft

¡Sé el primero en comentar!