¿Has manchado el mando de la PS5 de Doritos? Así lo debes limpiar

¿Has manchado el mando de la PS5 de Doritos? Así lo debes limpiar

Josep Roca

Si eres jugador en consola o usas gamepad para jugar a tus juegos favoritos de PC, entonces te habrás dado cuenta qué van acumulando suciedad con el tiempo. Por desgracia, debido a los lugares estrechos, a veces se nos hace difícil limpiar, pero si eres de los que te suda mucho las manos, al final la roña se va acumulando. Pues bien, puede parecer una banalidad, pero te vamos a enseñar como limpiar el mando de la consola de forma eficiente para que lo tengas casi como el primer día.

No hay nada peor que estar en casa, invitar a una amistad y ver como dicha persona al ver el mando de control que le dejamos pone una mueca de desagrado por lo sucio que se encuentra el gamepad. En realidad, no podemos hacer nada, y lo peor es que si hemos comido mientras jugamos, entonces esa grasa se acaba acumulando sobre la superficie del mando. Esto además atraerá seres cuasi microscópicos que se alimentarán de ella. ¡Un festival, vamos!

¿Cómo limpiar el mando de tu consola de forma eficiente?

La norma principal para mantener algo limpio es no ensuciarlo, en este caso, comer Doritos primero, lavarse las manos y luego continuar con la partida. Aunque no siempre es posible hacerlo. En todo caso, mucha gente tiene sucio el controlador por el hecho que no sabe cómo limpiarlo correctamente y no por el hecho que no le pase un paño de manera regular.

Limpiar mando PS5 Dual Sense

Hemos de aclarar que lo que os vamos a contar a continuación no solo sirve para el DualSense de la PS5, sino que es aplicable a cualquier otro mando de control que tengas por casa.

¿Qué materiales necesito y cómo hacerlo?

Limpiar un mando de control para consola no es algo que requiera conocimientos técnicos avanzados, simplemente un poco de paciencia y las herramientas adecuadas. Las cuales no son nada del otro mundo y las podrás encontrar en la droguería o el centro comercial más cercano.

  1. En primer lugar, vamos a necesitar tanto un paño de microfibra, los mismos que se usan para limpiar gafas y pantallas, así como un pote de alcohol isopropílico en una concentración superior del 70%. Pasaremos el paño por todas las partes que podamos, no os preocupéis si no llegáis a todas, el objetivo es limpiar lo general y humedecer las zonas donde se ha ido acumulando la suciedad.
  2. En las juntas de la carcasa es donde se suele acumular roña, coge un palillo de madera, como el que se usan para las tapas de comida, y recorre las juntas, mientras que con el paño de microfibra vas limpiando lo que vas sacando. Una opción también válida, pero no lo hagas con el que usas para tu higiene bucal, es usar un cepillo de los dientes, en especial si es automático.
  3. De cara a limpiar los gatillos y los botones superiores puedes hacerlo usando los materiales del punto anterior, pero te recomendamos el uso de bastoncillos para los oídos mojados en alcohol isopropílico que usaremos para limpiar tanto la botonera como las conexiones cuidadosamente.
  4. Una vez lo tengas todo limpio pásale un paño de microfibra totalmente seco.

En todo caso, esto no hará que el desgaste de ciertas piezas se reduzca, como es el caso del muelle que permite el recorrido de los gatillos, así como los sticks analógicos. En ese caso deberás reemplazar dichas piezas por otras, lo cual es un proceso de actualización distinto.

¡Sé el primero en comentar!