Sigue jugando a la PS5 con estas baterías externas para el DualSense

Quedarse sin batería en el mando mientras estás jugando a la PS5 puede ser algo bastante incomodo, como mínimo. No siempre es viable cargar el mando mientras estás jugando, ya que puede existir mucha distancia. Tranquilo, te traemos estas baterías externas para el mando DualSense de la PS5 y seguir jugando durante horas sin problemas.

La gran pega que tiene el mando de la PS5 es que la batería es interna y no se puede reemplazar. El mando de la Xbox Series X permite cambiar la batería o las pilas en un instante y así poder seguir jugando. Pero, han desarrollado baterías externas que se acoplan bastante bien al mando DualSense.

Sigue jugando con estas baterías externas

No poder acceder fácilmente a la batería ha originado que se tengan que ingeniar diferentes soluciones. Podemos encontrar diferentes tipos de baterías externas que son compatibles con el mando DualSense de la PS5. Estas son opciones interesantes cuando se termina la batería y queremos seguir jugando con normalidad.

Posiblemente, la solución más «cómoda» sea usar una batería externa típica para smartphone y tablet. Podemos adquirir un cable que en los dos extremos sea de tipo USB-C y así poder conectar el mando y cargarlo mientras los usamos. Si buscas una opción más específica, existen, pero son un poco más bastas, por decirlo de algún modo.

Tenemos en primera instancia la batería externa de NexiGo, la cual no tiene el mejor diseño posible. El problema de esta batería es que es bastante ancha y puede ser un poco molesta a la hora de usarla mientras jugamos. Dicha batería tiene una potencia de 1500 mAh, que equivale a unas 10 horas de autonomía mientras jugamos, así que no está nada mal. La carga se realiza mediante un conector USB-C y en tres horas está completamente cargada esta batería. Según el fabricante, esta batería tiene un peso aproximado de 100 gramos.

Si buscas algo más discreto y elegante, además de con más durabilidad, tenemos la batería externa de Remotto. Esta es bastante más estrecha, así que debería ser bastante más cómoda de utilizar, al menos, por su diseño compacto. Tiene esta batería una potencia de 3000 mAh, que nos ofrece hasta 12 horas de autonomía mientras jugamos, un poco más que el modelo anterior. Algo muy interesante es que es bastante ligera, con un peso alrededor de los 74 gramos.

¿Qué batería elegiríamos nosotros?

Las dos baterías específicas para el DualSense de la PS5 lo que hacen al final es cargar el propio mando. No difieren técnicamente en nada de lo que hace una batería para smartphone. Simplemente, se han diseñado para molestar lo menos posible y adaptándose al mando de la consola de Sony.

Si somos prácticos, la mejor opción es la típica batería de smartphone, que suelen ser de 10.000 mAh y, por consiguiente, ofrecen más autonomía. Además, este tipo de baterías es que son mucho más polivalentes, ya que podemos usarla para el mando y para el smartphone.

Bien es cierto que tendremos un cable por medio, pero siempre será más cómodo que un armatoste en medio del mando. Además, con este sistema no agregaremos peso al mando. Esto ya depende de cada cual, pero vamos, la típica batería externa para smartphone se convierte en una opción más que interesante frente a las soluciones existentes.

¡Sé el primero en comentar!