AORUS debuta con su primer monitor gaming QHD, HDR y 165 Hz

AORUS debuta con su primer monitor gaming QHD, HDR y 165 Hz

Rodrigo Alonso

AORUS, la marca gaming de Gigabyte, acaba de presentar su primer monitor gaming «táctico», el F127Q, con unas características bastante interesantes que lo colocan automáticamente dentro de la gama alta (o como mínimo gama media-alta) de este segmento. El monitor tiene una diagonal de 27 pulgadas y presenta facultades como HDR e inserciones mediante Overlay para que los jugadores puedan tener una ventaja en los juegos.

Según AORUS, el F127Q es uno de los monitores gaming más rápidos del mercado. Técnicamente, han acelerado la velocidad de torsión de los cristales líquidos del panel, haciendo que a pesar de que su matriz sea LED-IPS, tenga un tiempo de respuesta de solo 1 ms, reduciendo así cualquier efecto de ghosting.  El AORUS F127Q utiliza una avanzada tecnología IPS de 10 bits (8 bits + FRC en realidad) que dota al monitor de todas las bondades de este tipo de matrices, como ángulos de visión de 178 grados, pero con las mejores características gaming.

Características de gama alta

Este nuevo monitor de AORUS cuenta con una diagonal de 27 pulgadas con marcos casi sin bordes y una resolución QHD (2560 x 1440 píxeles) con relación de aspecto 16:9 estándar. Tiene una frecuencia de refresco de 165 Hz que soporta tecnología AMD FreeSync, evitando así también los efectos de tearing y stuttering.

En cuanto al espectro de color, este monitor utiliza el espaciado DCI-P3 (que es el que últimamente utiliza la industria cinematográfica americana). Comparado con sRGB, este espectro cubre más colores rojo y verde, lo que le da a las imágenes unos tonos más potentes, permitiendo que los usuarios vean unos colores más realistas. Además, incorpora tecnología HDR para unos niveles de color todavía más brillantes.

Adicionalmente a todo lo mencionado, el monitor cuenta con iluminación RGB trasera configurable mediante el software RGB Fusion de la marca. Incorpora también múltiples tecnologías para dar al usuario una ventaja competitiva, como AORUS Aim Stabilizer que reduce el motion blur y ayuda a apuntar mejor en los juegos tipo FPS.

Para estos mismos juegos, también incorpora un overlay con punto de mira configurable para dar una ventaja al usuario en juegos que no lo tienen, y en este mismo overlay se puede poner información del sistema como temperaturas, FPS, etc.

Para terminar, hay que destacar que su base permite modificación de ángulo de inclinación, giro y altura, permitiendo así la mejor ergonomía posible (puede incluso ponerse en vertical). También tiene un «asa» para poder llevar el monitor fácilmente de un lado para otro y, además, cabe mencionar que es compatible con tecnologías Picture-in-picture (PiP) y Picture-by-picture (PbP).

Ya está disponible en EEUU a un precio de 549,99 dólares, y no tardará en llegar a tiendas de Europa a un precio que, lamentablemente, se traducirá con una conversión de 1:1 y costará 550 euros.