NVIDIA ya no recomienda habilitar V-Sync OFF por defecto, ¿por qué?

NVIDIA ya no recomienda habilitar V-Sync OFF por defecto, ¿por qué?

Rodrigo Alonso

Desde el lanzamiento de los drivers GeForce 461.09 WHQL, NVIDIA ha dejado de recomendar el ajuste V-Sync OFF en los ajustes globales de su panel de control. Este ajuste permite al usuario seleccionar si quiere que la sincronización vertical se active por defecto en todas las aplicaciones 3D (como los juegos), si bien también permite seleccionar utilizar la configuración de la propia aplicación, activarlo por defecto, desactivarlo por defecto o permitir Adaptive V-Sync.

La utilidad del Panel de Control de NVIDIA permite a los usuarios configurar ajustes 3D globales y también específicos para cada aplicación o juego; en este apartado, utiliza un pequeño logotipo de NVIDIA para indicar los ajustes recomendados, y a partir de la mencionada versión de sus controladores ha dejado de recomendar tener V-Sync OFF activado en la configuración global, ¿qué es lo que ha motivado este cambio?

V-Sync en el Panel de Control de NVIDIA

Hasta ahora, en el mencionado ajuste NVIDIA siempre recomendaba tener V-Sync (sincronización vertical) desactivado, de manera que no se limitaran los FPS en los juegos y siempre se pudiera obtener el mejor rendimiento. Ahora, sin embargo, recomienda utilizar la configuración de la aplicación propiamente dicha, de manera que si queremos activar o desactivar la sincronización vertical lo tendremos que hacer en los ajustes del propio juego.

V-Sync OFF NVIDIA

NVIDIA explica que cambió esta recomendación ya que los controladores GeForce 461.09 y superiores admiten MPO (superposición de planos múltiples); antes de esta versión de los drivers, Windows 10 DWM (administrador de ventanas de escritorio) componía el contenido de todas las ventanas en un solo plano y se presentaba con la cadencia de la frecuencia de refresco de la pantalla, por lo que se evitaba el efecto del tearing incluso con V-Sync apagado en la configuración global.

Con MPO, ahora las aplicaciones pueden presentar su contenido de manera independiente, cada una con su propia configuración de V-Sync; el sistema operativo, fuera del control del driver, decide qué aplicaciones funcionan con su propio MPO y cuáles no, provocando que la pantalla muestre tearing si V-Sync está desactivado de manera global e incluso en los modos de ventana o ventana sin bordes de los juegos.

En definitiva, este cambio en la recomendación por defecto de NVIDIA está motivada por un cambio en los drivers que permite que el sistema operativo trate cada ventana de manera independiente, y al tener V-Sync desactivado se producía tearing en algunos casos. Por lo tanto, la decisión de NVIDIA parece la correcta: dejar que cada aplicación controle la sincronización vertical de manera independiente, y así se evita cualquier tipo de problemas. Realmente, ha sido una acción muy rápida y acertada por parte de NVIDIA, adelantándose a los potenciales problemas que los usuarios podríamos sufrir.

¿Cómo configurar ahora la sincronización vertical?

Realmente nada ha cambiado, simplemente ahora por defecto la sincronización vertical dependerá del ajuste de los juegos y no estará desactivada por defecto. Y decimos que no cambia nada porque los ajustes de los juegos siempre prevalecen sobre la configuración global en el panel de control de NVIDIA, así que aunque tuvieras V-Sync OFF en la configuración global si seleccionas activar este ajuste dentro de cualquier juego, funcionará y quedará activado en este.

Ajustes para jugar a PUBG a 240 FPS

Por lo tanto, simplemente deberás fijarte a la hora de jugar en los ajustes gráficos de los juegos para seleccionar si quieres que la sincronización vertical esté activa o no dependiendo de tus preferencias.