Qué es el tearing en la imagen de un monitor y por qué se produce

Qué es el tearing en la imagen de un monitor y por qué se produce

Juan Diego de Usera

Hay un defecto visual que puede arruinar por completo nuestra experiencia con un juego. Casi tanto como que la imagen vaya dando tirones. Estamos hablando del tearing de la imagen del monitor. Este defecto, al que también podéis haber escuchado que se le define como ««rasgado» de la imagen, puede ser muy molesto. Especialmente en los juegos que, por desarrollo, suelen ser bastante rápidos. En este tutorial vamos a ver qué es este tearing de la imagen. Y cuales son las causas que lo provocan.

El tearing en la imagen de un monitor se produce cuando la imagen en pantalla se representa, no de manera unificada. Es decir, se representa primero una parte de esta, mientras que el resto tarda en hacerlo. Mostrando una imagen anterior a la que se estaba comenzando a mostrar. Esto hace que se creen «líneas de corte» en la imagen que vemos en nuestro monitor. Y, por tanto, la imagen resultante, no es especialmente agradable de ver en nuestra pantalla de ordenador.

La causa del tearing de la imagen es que la cantidad de frames que renderiza la tarjeta gráfica, es muy diferente a la tasa de refresco vertical de nuestro monitor. Por ejemplo, si estamos jugando con unos FPS de 120, pero nuestro monitor solo tiene una tasa de refresco vertical de 60 Hz, es bastante probable que muestre una o unas líneas en la que la imagen se deforma. Como si se rompiera. De ahí el nombre de «tearing» para este artefacto visual tan molesto.

El tearing es más visible al mover la cámara en la horizontal

Generalmente, el tearing en la imagen de nuestra pantalla de PC, es más visible cuando realizamos movimientos de cámara en sentido horizontal. Debido a ello, es especialmente molesto en juegos que requieren mucho de este tipo de movimiento de cámara. El problema es que, la gran mayoría de juegos de ordenador suelen necesitar de este tipo de movimientos. Lo que se traduce en que no hay un tipo de juego que esté libre de que se produzca este artefacto visual.

También es algo que se nota bastante más cuando el movimiento de la cámara es lento, en lugar de rápido. Aun así, no por ello deja de ser molesto para el usuario.

Obviamente, dado que el problema surge debido a la desincronización entre la imagen renderizada y la tasa de refresco vertical del monitor, podemos minimizar el tearing usando tarjetas gráficas más potentes. Que sean capaces de renderizar un mayor número de FPS. O bien, usando monitores que sean compatibles con tecnologías de mejora de imagen. Tecnologías como NVIDIA G-SYNC o AMD FreeSync. Dado que, estas tecnologías se encargan de sincronizar ambas características entre sí.