The Store is Closed: ¿por qué le interesa a Ikea este juego?

The Store is Closed: ¿por qué le interesa a Ikea este juego?

José Luís Sanz

Como suele decirse «los caminos del Señor son inescrutables» y hay veces que uno se sorprende de ver los compañeros de fatigas que llegan a reunirse alrededor de cualquier cosa. Y en el mundo de los videojuegos, lo último que nos faltaba por ver es que Ikea se interesara por el desarrollo de un proyecto que está arrasando ahora mismo en Kickstarter. ¿No le conocéis? Su nombre es el de The Store is Closed.

The Store is Closed.

¿The Store is Closed?

Ese es el nombre que el único desarrollador le ha puesto a un videojuego que ha conseguido alcanzar las cifras de recaudación en apenas unos días. Al cierre de todo el proceso de crowdfunding, The Store is Closed ha alcanzado los 90.000 euros sobre un objetivo inicial de apenas 11.000. Por lo que si nada se tuerce podríamos tenerlo listo y en nuestros ordenadores y consolas listo para el mes de junio de 2024.

El juego es básicamente un survival horror cooperativo que se desarrolla en el interior de una enorme gran superficie que pertenece a una empresa de venta de muebles y accesorios para la casa. Seguramente que viendo el exterior de la tienda en el vídeo que tenéis más abajo os habrá venido a la cabeza la imagen de cualquiera de los IKEA que hay repartidos por España o todo el mundo, así que no nos extraña que hablen de que este The Store is Closed se desarrolla en un escenario donde podríamos ver cómo, temporada tras temporada, se van renovando las gamas de muebles con las que podemos jugar.

Los detalles de The Store is Closed que nos indican que podemos estar ante un clon de la tienda sueca no parte solo del exterior. En el interior veremos muchos tipos de monstruos y algunos de ellos vestidos con una indumentaria que, de nuevo, nos resulta familiar: jersey amarillo con rayas azules verticales y un pantalón oscuro, también azulado, que encaja bastante con la forma oficial de vestir de los empleados en tienda de la multinacional.

¿Qué interés tiene IKEA en el juego?

Ante tantas referencias evidentes de The Store is Closed, los servicios legales de IKEA ya se han puesto en contacto con Jacob Shaw, que es quien está desarrollando el juego, para invitarle a eliminar todos los «indicios asociados a las famosas tiendas Ikea» que hay en el juego. Ya sabéis, los colores corporativos azul y amarillo, así como el «nombre escandinavo» (STYR) y algunos muebles que parecen inspirados en modelos que venden los suecos.

De momento los servicios legales han dado diez días para que desaparezcan esas referencias, sopena de acabar en los tribunales y obligando a Jacob Shaw a gastar más dinero que el recaudado hasta ahora en Kickstarter. Así que a esta hora no se sabe si como respuesta a esa notificación de IKEA el juego es viable y garantiza su lanzamiento tal cual está previsto… aunque tendremos que esperar a ver si las amenazas de la multinacional surten efecto o no.

Por cierto, ¿sabrán los abogados de IKEA que existen unas cosas llamadas mods que pueden devolver el aspecto actual de The Store is Closed una vez que ponga un pie en el mercado?

1 Comentario