Cómo aumentar tu capacidad de inventario y salud en Forspoken

Cómo aumentar tu capacidad de inventario y salud en Forspoken

José Luis

En todos los títulos que tengan un mínimo componente de combate, una de las funciones que más nos interesa a los gamers es cómo aumentar las distintas capacidades de la protagonista (en este caso), como pueden ser las de inventario o la salud. Y este Forspoken no va a ser la excepción que confirme la regla ya que se hace más necesario que nunca gestionar ambos aspectos de la forma más eficiente posible.

Un juego en el que morirás bastante

Forspoken ha llegado recientemente a nuestras consolas y ordenadores repleto de polémicas y controversias sobre la calidad del mismo. Independientemente de esto, estamos seguros de que será uno de los títulos más populares de las próximas semanas y es por eso que aquí os traemos algunos consejillos rápidos para mejorar tu personaje durante la partida.

Si sois nuevos en este tipo de desarrollos, os avisamos de antemano que vais a morir una cantidad indecente de veces, por lo que es recomendable llevar en vuestro inventario una buena cantidad de medicinas y objetos que te den salud al instante. Pero hay un inconveniente, y es que la barra de energía de inicio es bastante pequeña y el inventario muy reducido. Pero tranquilos, a continuación os traemos la solución a vuestros problemas, y os avisamos que ambas formas son bastante sencillas.

A recolectar pepitas y plumas

Comencemos hablando de cómo aumentar la salud. Para hacerlo necesitaréis conseguir pepitas (o nuggets en su versión original). Estas se pueden conseguir de diversas maneras. Si tienes el dinero suficiente, podréis ir directamente al mercader y comprarlas aunque si os va más la marcha, siempre podréis recolectarlas haciendo desvíos, como se llaman las misiones secundarias del juego (y que puede que entre sus recompensas las encontréis en cofres esparcidos por el mapa o derrotando a alguno de los jefes secundarios que tiene Forspoken).

Forspoken PS5.

Ahora, para mejorar la salud, tan solo tendréis que ir a una mesa de creación, seleccionar la opción Crear y luego la opción Aumentar capacidad de salud, mientras que pulsáis el botón que os indique el juego.

Pero si miramos ahora al inventario, para mejorarlo vais a necesitar plumas. La manera de encontrar estas plumas son las mismas que con las pepitas y el proceso de creación también. Os dirigís a una mesa de creación, le dais a Crear y después, Mejorar capacidad de inventario mientras que mantenéis pulsado el botón que os indiquen. No es muy complicado, la verdad.

A medida que vayáis aumentando cada vez más estos dos atributos, os convertiréis poco a poco en una fuerza imparable dentro del mundo ficticio del juego y es que, como os decíamos al principio, cuando os adentréis en Forspoken de primeras vais a morir cada cinco minutos. Con el inventario mejorado, podréis llevar con vosotros más pociones y medicamentos que harán que no os eliminen tanto. Es la pescadilla que se muerde la cola.

¿Y tú? ¿Ya has probado Forspoken? ¿Qué te ha parecido? ¿Creéis que se ha merecido tantos palos como le han caído desde todas partes?

¡Sé el primero en comentar!