Así puedes convertir tu Raspberry Pi en un portátil con CrowPi L

La fama de Raspberry Pi sigue creciendo y cada vez son más los usuarios que dan el salto a este pequeño PC con unas tremendas posibilidades. La última de ellas no es que sea nueva en concepto, pero sí en forma, ya que la idea de convertirla en un portátil lleva tiempo intentando hacerse bien, pero no se conseguía hasta ahora y gracias al kit CrowPi L. Este nuevo kit convertirá nuestra Raspberry Pi en un portátil muy parecido a lo que era antiguamente un netbook Intel Atom, ¡con su pantalla y teclado!

La polivalencia de Raspberry Pi es sin duda su arma más fuerte, pero este kit es llevarla al siguiente nivel sin lugar a dudas. Como hemos dicho, la idea no es nueva, pero este kit consigue lo que los demás no han logrado y no es más que hacerlo bien y llevar a tu Pi a ser un portátil de verdad.

CrowPi L, el mejor kit para hacerla un portátil

Es algo digno de ver, puesto que de un PCB al aire como tal que es Raspberry Pi pasamos a un portátil totalmente funcional. Y es que tendremos una pantalla de 11 pulgadas con una resolución de 1366 x 768 píxeles con tecnología IPS en su panel que va acompañada por una estructura que la envuelve y también coje un teclado completo de portátil además de un pequeño trackpad.

Dicha estructura se monta magnéticamente, lo que hace todo mucho más fácil de instalar y sin tornillos en la mayoría de partes.

La estructura es más gruesa que la de un portátil normal por motivos obvios, pero sin duda merece la pena, ya que por ejemplo el GPIO de 40 pines y el HDMI son accesibles desde uno de los laterales de la carcasa, permitiendo aprovecharlos.

Como buen portátil dispone de una batería y en este caso la que tenemos es de 5.000 mAh que se puede usar de manera convencional sin estar enchufada a la corriente, por lo que la movilidad de un portátil convencional también se adopta en este kit CrowPi L.

Solo compatible con Raspberry Pi 4B

Algo malo tenía que tener este kit, y no es más que la compatibilidad con un solo modelo de Raspberry, concretamente el 4B. Pero dejando esto a un lado, las mejoras son obvias y además se pueden potenciar gracias a lo que el fabricante ha llamado como Starter Kit Crowtail.

Raspberry-Pi-portátil-CrowPi-L

Este kit se compone de una serie de piezas que pueden ser añadidas a CrowPi L y que mejoran todavía más el hecho de ser un portátil. Es un proyecto DIY, así que no entraría dentro del kit para convertir la Raspberry Pi en un portátil como tal, pero si somos manitas y nos gusta trastear es sin duda una gran opción a tener en cuenta para ampliar las capacidades del mismo.

También se incluye de serie 96 cursos de programación para principiantes, algo que no nos cobrarán en el precio, el cual para este kit CrowPi L es de 279 dólares y puede ser adquirido desde su web oficial. Sin duda es una gran opción a un precio razonable que nos dejará sacar todavía más partido a nuestra Raspberry Pi.

1 Comentario