Sirve para jugar, no es una consola y cuesta menos que PS4, ¿qué es?

Sirve para jugar, no es una consola y cuesta menos que PS4, ¿qué es?

Rodrigo Alonso

No es que B1000 sea un nombre demasiado original, pero así es como se llama este mini PC con forma de consola creado por South Holdings, un fabricante OEM que generalmente fabrica para otras marcas. Al más puro estilo Xbox, este mini PC alberga en su interior un procesador de AMD y funciona con Windows 10, diseñado como lo estaban las ya extintas Steam Machines.

Si tenemos que definir a este «artilugio» llamado B1000, tendríamos que decir que es un barebone ya que de fábrica viene sin dispositivo de almacenamiento ni memoria RAM, pero es que en realidad ni siquiera ellos saben lo que es porque en la misma presentación nos encontramos con su nombre tachado, y escrito «Game Box» (caja de juegos) con rotulador.

Está equipado con un procesador AMD A9-9820

Lo más interesante de este dispositivo es sin lugar a dudas su procesador, un AMD A9-9820 que cuenta con 8 núcleos (sin SMT) funcionando a 2.395 MHz en modo Turbo, en combinación con una iGPU AMD Radeon RX 350 Series de la cual no sabemos mucho, salvo que indudablemente apunta a ser una de las soluciones de gama de entrada de la familia Ryzen de AMD.

Esta máquina cuenta con dos zócalos para memoria RAM DDR4, admitiendo hasta 16 GB de memoria. También admite la instalación de un SSD en formato M.2 pero no dicen si SATA o PCIe, así que nos dejan con la duda con respecto al almacenamiento. En la parte trasera tiene los habituales minijacks de audio, un puerto RJ-45 Gigabit y seis USB (dos de ellos 3.0 y el resto 2.0) además de dos PS/2 para ratón y teclado, pero más sorprendente es ver que la salida de vídeo es únicamente DVI-DL, no tiene HDMI.

B1000, un barebone que se postula como Steam Machine barato

También se indica que esta consola/mini PC/barebone B1000 de South Holdings funciona con Windows 10, lo que significa que perfectamente podremos utilizarla como Steam Machine y, de hecho, siendo una «Game Box» no se nos ocurre otra cosa (bueno, vale, también puede ser simplemente un mini PC con forma de consola que quedaría muy bien en cualquier escritorio o incluso en el salón).

Evidentemente este barebone lleva un hardware barato y realmente solo destaca por su diseño y por equipar un procesador no visto hasta ahora. Su precio de partida es de 299 dólares según el fabricante, pero recordad que no tiene ni memoria RAM ni almacenamiento, así que habría que instalárselos aparte. En todo caso, y aunque el fabricante diga que funciona con Windows 10, dado que no tiene almacenamiento también habría que instalárselo, lo que significa que podremos instalarle Linux, SteamOS o lo que queramos.