Windows 11 recibe un pequeño lavado de cara y elimina elementos de Windows 8

Windows 11 recibe un pequeño lavado de cara y elimina elementos de Windows 8

Roberto Sole

La recepción del último sistema operativo de Microsoft no ha sido especialmente buena. No hay interés en dejar de usar Windows 10 por parte de la mayoría de usuarios, ya que es la actualización no aporta gran cosa. Parece que la compañía está tratando de realizar mejoras en Windows 11 y pasan por actualizar elementos inalterados desde Windows 8.

El lanzamiento de Windows 11 no ha sido especialmente cómodo. La obligatoriedad de tener TPM 2.0 y la lista de procesadores compatibles, muy limitada, no ha gustado nada a los usuarios. Además, son diferentes los problemas de rendimiento y de funcionalidad del sistema operativo, sobre todo, en juegos.

Cambios en elementos presentes desde Windows 8

Varias fuentes indican que los diseñadores de Microsoft habrían solicitado algunas mejoras. Una de las más demandadas está en el sistema de cuadros de altera emergentes dentro del sistema operativo. Los cuadros emergentes están presentes desde Windows 8 y, desde entonces, no se han alterado.

Microsoft quiere el reemplazo total de los diseños de las ventanas emergentes que aún conservan el diseño de Windows 8 y Windows 7. La compañía está trabajando en un cambio de apariencia para los cuatros emergentes para Windows 11. Se utilizaría ahora el sistema WinUI y tendrán las esquinas redondeadas.

No solo se ha cambiado el diseño exterior de las ventanas emergentes, también de los elementos que lo conforman. Ahora los cuadros de selección y los botones son redondeados, para un diseño más moderno.

nuevas ventanas emergentes Windows 11

Dentro de este proceso de modernización, también se estarían realizando ajustes de color en los temas. Ahora el modo oscuro tendrá un diseño de gris oscuro y también se modificará el tono del blanco en el modo claro.

Se ha destacado desde la compañía que es necesario «simplificar el diseño» y centrarse en los detalles menores. Esto significa que, además de otras mejoras y optimizaciones, se tomara en consideración la estética. Normalmente, los cambios cosméticos se suelen notar menos o pasan, normalmente, muy desapercibidos.

Han empezado a probar la apariencia para ventanas emergentes como el Firewall de Windows, «Renombrar este PC», «Restablecer este PC», etc. También se ven cambios en el cuadro de dialogo de «Volver a la compilación anterior». Destacar que son apartados que normalmente no se visitan, así que tampoco lo notaremos tanto, en este caso.

cuadro

¿Preparando el camino para Windows 12?

Microsoft sorprendió bastante con el anuncio de Windows 11, que fue bastante inesperado. Se comentaba que Windows 10 sería el último gran sistema operativo que se iría actualizando y optimizando con el tiempo. El secreto de Windows 11 fue tal, que hasta algunas semanas antes de su anuncio, no había apenas informaciones al respecto.

Curiosamente, al año (más o menos) de anunciarse Windows 11 ya empezaron los rumores de Windows 12. Pero, ante la baja acogida que está teniendo esta nueva versión de Windows, parece difícil el lanzamiento de una nueva versión en los próximos años.

Solamente tendría razón de ser Windows 12, si se lanza un sistema operativo totalmente nuevo y revolucionario, que cambie de verdad. Lanzar algo igual a lo existente o muy similar, no tendría sentido. Bueno, en realidad, Windows 11 apenas cambia al respecto de Windows 10, más allá de algo estético.