XPG Invader, su segunda caja para PC llega con diseño sobrio pero preparado para RL

El fabricante XPG, propiedad de ADATA, ha anunciado el lanzamiento al mercado de su segunda caja para PC, la XPG Invader. Se trata de un modelo ATX que viene en dos esquemas de color (blanco y negro) y que aporta un diseño minimalista a la par que funcional, con un precio que la sitúa en la gama media del mercado.

Mientras que la primera caja del fabricante, la XPG Battlecruiser, llegó al mercado directamente apuntando al segmento de la gama alta, en este caso la XPG Invader lo hace para la gama media, tanto por características como por precio. Deja a un lado el diseño agresivo de la primera para centrarse en un aspecto más sobrio y minimalista, con un frontal cerrado pero que no renuncia a una gran capacidad de refrigeración.

XPG Invader blanca

 

Diseño sobrio que no renuncia a la refrigeración líquida

Esta nueva caja de XPG tiene como podéis ver un diseño sobrio con frontal cerrado, pero con aperturas a ambos lados que permiten el paso del aire. En esta zona frontal viene de fábrica un ventilador de 120 mm pero admite la instalación de dos adicionales, con espacio para instalar incluso un radiador de 360 mm.

No obstante sería innecesario, ya que en el frontal pero girado 90 grados tiene espacio para instalar un radiador de 240 mm si se quiere, con una salida de aire a través de una rejilla lateral, que proporcionará un mejor flujo de aire ya que éste tendrá menos restricciones.

XPG Invader negra

La caja tiene la parte de abajo cerrada con un embellecedor bajo el que podremos instalar fuentes de alimentación ATX de cualquier longitud, amén de contar con una caja para dos discos duros de  2.5 ó 3.5 pulgadas, por lo que esta caja no renuncia todavía a los discos duros tradicionales como ya están haciendo algunos otros modelos. En todo caso, en la parte derecha de este embellecedor también hay espacio para instalar si se quiere una bomba de agua o un depósito, en el caso de que optemos por un sistema de refrigeración líquida personalizado.

Hardware de gama alta a un precio comedido

Por otro lado, a pesar de que su precio de unos 75 euros (no es seguro ya que ha sido presentada inicialmente en Reino Unido por 65 libras esterlinas) la sitúa en la gama media del mercado, es compatible con componentes de gama alta puesto que tiene hasta 400 mm de espacio para tarjetas gráficas y hasta 170 mm para disipadores de procesador. Tiene también 2 mm de espacio en la parte trasera para poder canalizar y esconder los cables de la vista.

XPG Invader negra por detrás

Entendemos que el «bajo» precio se debe entre otras cosas a que solo incorpora dos ventiladores de fábrica, ambos de 120 mm (uno en el frontal y otro en la parte trasera), y por lo que parece solo cuenta con filtro anti polvo en el radiador lateral. En todo caso, parece un buen contraste con respecto a su primera caja, la XPG Battlecruiser que presentaron hace algunas semanas.

Se espera que llegue a las tiendas como mucho dentro de un par de semanas.