Se acabó lo bueno: los precios de las memorias RAM y SSD subirán

Si el mundo de la informática, servidores y PC en general es apasionante y cambiante, el mundo de los semiconductores y productos allegados es otro nivel. Hace 3 semanas hablábamos del último informe filtrado sobre las NAND Flash y también sobre cómo los precios estaban en caída libre y hasta cuándo. Pues bien, ya hay fecha para la desaceleración y rumores sobre la siguiente subida, porque como sabemos, lo bueno dura poco.

Hemos disfrutado en este 2021 de unos precios a la baja en dos de los principales componentes de PC e, indirectamente, también en las GPU (aunque no se ha notado por otros problemas propios). Las tablas de precios siguen cayendo, haciendo más asequible el comprar SSD y memoria RAM a buen precio, pero… Hay fecha para el fin de esto.

La desaceleración cíclica llega a las NAND FLASH

NAND-Flash-4T2021

Es un término que cualquier español tiene grabado a fuego tras la crisis del 2008: desaceleración. Este pasará a la historia como el preámbulo de una debacle o problema con intensidad y aquí en los semiconductores no pierde esa fuerza.

Pero vayamos por partes, puesto que nos queda terminar este trimestre de 2021 y como tal, los precios de las NAND FLASH van a tener una caída marginal que estará entre el 0% y el 5% en el mejor de los casos. ¿El problema? La demanda se desacelera, pero además hay otros factores que están haciendo que los precios pasen de negativo a positivo.

Esto es una cadena y cada eslabón tiene que estar bien tensado y engrasado, así que cuando uno tira arrastra al resto. Si la demanda por parte de usuarios y empresas baja, los fabricantes que hasta ahora tenían stock de sobra para cumplir sin problema con mucha más carga de demanda ahora frenan y dejan de ser previsores en sus inventarios. ¿Por qué? Porque se pasa de unos números impresionantes a «solo» un crecimiento del 30,8%, números que consideran malos y que lógicamente va a ajustar la oferta y la demanda.

Subida de precio para las NAND FLASH

NAND-Flash-chips

Igual que la pandemia arrasó con el estatus que había de estabilidad, ahora la postpandemia va a hacer lo propio ajustando todo de nuevo y con una nueva perspectiva. Las vacunaciones masivas en todo el mundo han logrado que haya una vuelta a la normalidad y a las oficinas, por lo que la demanda de portátiles y dispositivos externos está descendiendo y mucho, por lo que se estabilizará en 2023 sin problemas.

Solo el segmento de servidor tendrá un repunte real por la incorporación de los nuevos procesadores y RAM, donde se requiere al máximo este salto de rendimiento y ello impulsará la demanda, pero no al nivel que se precisa para mantener el estatus actual. Los SSD empresariales seguirán una tónica diferente, ya que las empresas compran cada vez más estos dispositivos para acelerar las tareas y dejar los HDD como almacenamiento puro.

Se espera una subida del precio de las NAND FLASH en el primer trimestre del año que viene si nada lo impide, así que esta navidad y Black Friday serán cruciales para extraer más por menos y cada oferta será una oportunidad que no sabemos cuando podremos volver a repetir.

Fuente > TrendForce

¡Sé el primero en comentar!