Tensión en Samsung: investigación interna que paralizaría sus fábricas

En toda empresa grande que se precie hay una máxima que se suele cumplir cada año o cada pocos años: investigación interna. Pero ¿qué haces cuándo dentro de tu propia empresa la información facilitada es falsa por tus mismos empleados y no se va a reflejar en las cuentas? Pues que tienes un problema y gordo. Falsificar datos económicos es una cosa que se puede detectar, falsificar datos de rendimiento de obleas… Ya es harina de otro costal como se suele decir. Por ello, Samsung ha abierto una investigación interna que podría paralizar sus fábricas si todo se complica.

Esto es precisamente lo que Samsung piensa que ha pasado y si fuese cierto estaríamos hablando de un problema de tal calibre que podría hacer que se paralizaran sus fábricas para llegar al fondo del asunto. El problema es tal que se informa sobre datos e informes falsos por parte de una filial muy concreta, lo que sumado a los rumores que hemos ido viendo en el último mes todo puede saltar por los aires.

La investigación interna de Samsung a su filial DS

Fábrica Samsung

Semiconductor Business and Device Solutions (DS), la división de Samsung encargada de una tarea muy complicada y crucial en la compañía: fabricar los nuevos nodos y obleas que luchen contra Intel y TSMC. Pues bien, como sabemos y hemos contado en no pocas ocasiones Samsung parece que llegará antes que sus dos rivales a la tecnología GAA gracias a una estrategia donde no se siguió invirtiendo en FinFET, lo que la relegó al tercer escalón del podio, pero la cosa no fue como se esperaba…

El rendimiento de las obleas en 5 nm, 4 nm y 3 nm de la compañía (dos en FinFET y uno en GAA o MBCFET como nombre interno) no está siendo el informado desde DS, por lo que las alarmas han terminado saltando cuando se ha visto que no es algo puntual, si no la norma. ¿Cuál es el problema realmente? Pues hay una sospecha que es lo que ha incentivado la investigación interna de Samsung: falsificación.

Empleados nuevos y viejos en el ojo del huracán

Samsung-FAB-2

La división DS ha ido actualizando personal y despidiendo a otros empleados por diversos motivos, por lo que de momento no se sabe quién o quienes son los culpables, pero en general se habla de trabajadores cuando se dice que ha habido información falsificada sobre el rendimiento de la fabricación de los semiconductores en los procesos nombrados.

Cuando se aceptaron como buenos los rendimientos facilitados por los empleados de DS se comenzó la producción en masa y tras lo cual se ha desvelado todo al no poder cumplir con los contratos ya firmados para sus clientes, sean directos o de terceros. Si la producción y su volumen fue falsificada esto arrastra a toda la cadena de producción de la compañía y podría dar pie a un cierre de las fábricas momentáneo para identificar dónde están los problemas y poder localizar a los culpables si los hubiese.

¿Qué ocurre a raíz de todo esto? Pues que Samsung ha fijado un precio por oblea irreal debido a los datos falsos de rendimiento, por lo que los contratos ya sellados pueden hacer perder mucho dinero a la compañía y además no podría cumplir con el volumen pactado hasta entender que está pasando. La traducción más rápida sería una subida del precio de las obleas en la siguiente firma (NAND Flash sobre todo), lo cual como ya podemos intuir sería una subida de los precios de los productos que integren sus chips. Veremos en que termina todo esto cuando finalice dicha investigación.