Intel luchará contra los SSD NVMe con sus nuevos Optane PCIe 4.0

Guerra abierta por varios frentes en el sector de los SSD. Si bien antes hablábamos de los acuerdos entre Phison y la compañía China con fondos federales, ahora llega Intel y pone un poco más de picante a todo esto con sus nuevos dispositivos Optane. El grupo de soluciones de memoria no volátil de la compañía ha mostrado la segunda generación de esta tecnología, la cual llegará con NAND Flash 3D 144 capas y sobre todo con Optane PCIe 4.0.

Aunque Optane como tecnología no está calando en el mercado de consumo normal, la realidad es que Intel está enviando una serie de cantidades de sus SSD más que abultada. Su última tecnología y dispositivos tienen por nombre en clave Keystone Harbour, los cuales llevan desde finales del año pasado en el mercado bajo sus QLC 3D NAND de 144 capas y ahora en 2020 piensan dar un paso adelante para adaptarse de mejor manera al mercado.

Más de 10 millones de unidades Optane QLC SSD enviadas

3D-Layer-Cake-YMTC

El número ofrece pocas dudas sobre la aceptación de una parte del mercado, sobre todo la empresarial que sí aprovecha de mejor manera las bondades de la tecnología Optane, pero en cambio el mercado de consumo parece ajeno a ello.

Actualmente, Intel domina el mercado de la densidad por chip con sus NAND Flash 3D QLC de 144 capas por delante de SK Hynix, WD, Samsung, Micron y YMTC, pero como vimos hace casi un año, llevan trabajando en las memorias PLC de 5 bits por celda bastante tiempo.

Intel Optane 905P

Como no están listas ni parece que lo vayan a estar en breve, los movimientos de la compañía en este sector que cada vez se tiñe más de azul son muy concretos. El primero de ellos llegará este año, y tiene que ver con su segunda generación para mismas capas: Alder Stream Optane.

Esta nueva remesa de dispositivos llegará en 2020 basándose en las versiones de un solo puerto para más tarde en 2021 ofrecer versiones de dos. Alder Stream Optane (SSD) utiliza la segunda versión de la tecnología 3D XPoint con varias ventajas de rendimiento.

Mayor número de capas, nuevo controlador y Optane PCIe 4.0

Intel-Optane-Roadmap

La principal novedad de estos SSD Optane de segunda generación llega por el número de capas que Intel ha incluido en ellos. Pasamos así de una sola capa por nivel a 4 capas por cada uno de ellos, lo cual debería impulsar no solamente el rendimiento en sí mismo, sino que debería ampliar la capacidad de los dispositivos.

Los actuales DC P4800X logran capacidades de hasta 1,5 TB en doble puerto, por lo que los primeros rumores sitúan en el doble las nuevas opciones máximas de la compañía. El nombre en clave se ha citado como Barlow Pass (persistant memory) y se espera que en el segmento de consumo las capacidades lleguen por fin al TB en DIMM, algo que les igualaría con la competencia actual.

Intel-Optane-Technology-Workshop-Analyst

Otro de los segmentos clave es la inclusión de un nuevo controlador ASIC con nuevo firmware que dará vida y soporte para PCIe 4.0, por lo que el salto prestacional en anchos de banda y MB/s parece ser que justificarán su inclusión.

La duda lógicamente está en precisamente en su rendimiento, ¿logrará esta segunda generación de Optane ponerse a la altura en escritura y lectura secuencial para ser así más atractivos para el usuario común? No queda demasiado tiempo para que se revele esta incógnita.