Intel muestra sus CPU con SSD PCIe 5, ¡hasta 28 GB/s de velocidad!

Una de las capacidades que tienen las nuevas CPU de Intel es su soporte para PCI Express 5.0, no obstante, no existen tarjetas gráficas compatibles todavía, así que qué mejor que utilizar un i9-12900K con un SSD PCI Gen5 compatible para poder comprobar la velocidad de transferencia desde la unidad de estado sólido. ¿Cómo rinde?

No es ninguna novedad ni revelación que pronto tendremos unidades SSD NVMe compatibles con PCIe Gen 5, lo cual supondrá duplicar la velocidad en la que se transmiten estos datos desde la unidad de almacenamiento a la RAM y permitirá llegar por primera vez a transferencia de dos cifras medidas en GB/s. Pues bien, Intel ha probado una de estas unidades en sus CPU Intel Core 12 con arquitectura Alder Lake-S, aprovechando para ello el controlador para dicha interfaz que llevan incorporados estos procesadores.

Testean un i9-12900K con un SSD PCI Gen5

intel Core 12 PCI Gen5 SSD

Los Intel Core 12 tienen 16 líneas PCI Express de quinta generación, pensadas para la tarjeta gráfica, no obstante esta se puede dividir en 2 de 8 líneas bajo la misma interfaz. ¿El problema? Las 4 líneas restantes que están pensadas para conectarle un SSD NVMe lo hacen para la cuarta versión del estándar. No obstante esto no ha sido un problema para que Ryan Shrout haya decidido mostrar las capacidades de dicha interfaz.

Haciendo uso de un SSD PM1743 de Samsung, el cual tiene compatibilidad con PCI Express 5.0, Ryan ha decidido combinarlo con un Core i9-12900K y ha obtenido ni más ni menos que una velocidad de transferencia de 14 GB/s. Esta cifra significa el doble de ancho de banda que se consigue en los SSD NVMe más rápidos para PC en la actualidad.

PM1743 SSD NVMe PCIe Gen 5 i9-12900K prueba

Para ello Ryan ha hecho servir una placa base ASUS ROG Maximus Z690 APEX, la cual dispone de ranuras para PCIe Gen 5 de 16 y 8 líneas. Esto le ha forzado a tener que utilizar un adaptador como el que veis en la imagen de arriba para casar el SSD PCI Gen5 con el i9-12900K para así poder utilizar dichas interfaces de manera directa.

Dos siempre son mejor que uno

Debido a que la interfaz del adaptador es de 8 líneas y las nuevas CPU de Intel soportan hasta dos interfaces simultáneas, a Ryan Shrout solo le ha hecho falta conectar dos SSD PCI Gen5 al i9-12900K haciendo uso de dos adaptadores, consiguiendo un ancho de banda de 28 GB/s para ambas unidades de almacenamiento en conjunto. Una cifra nunca vista y que permiten acceder a los datos de una memoria más allá de la RAM a una velocidad de transferencia que hace unos años considerábamos digna de la mejor memoria para nuestros PC.

No obstante esta demostración únicamente mide la velocidad de copia y nada más, si por ejemplo los datos estuvieran comprimidos a la hora de copiarse del SSD a la RAM hemos de tener en cuenta que los Intel Core 12 carecen de aceleradores para la descompresión de datos al vuelo, por lo que la carga computacional sobre la CPU en esos casos haría que tuviésemos que dedicar varios núcleos incluso de los potentes Intel Core 12 para dicha tarea.

Ya para terminar, esto nos recuerda un punto débil de los Intel Core 12, el hecho de que las 4 líneas que están diseñadas para SSD NVMe que otorga la CPU sean de cuarta y no de quinta generación, lo que nos obliga a utilizar las líneas pensadas para la tarjeta gráfica. ¿Cambiará esto Intel con Raptor Lake o Meteor Lake?