Dos casos de COVID-19 en Fab de Samsung, ¿subirá el precio de la RAM?

De nuevo y por desgracia el Coronarivus COVID-19 está haciendo de las suyas. El mundo está enfrentando una segunda ola con más o menos virulencia frente a la primera, pero eso no quita que las medidas de prevención estén en todo lo alto. En Corea del Sur los casos se están disparando y Samsung ya se ha visto afectada, concretamente una de sus Fab de obleas, lo cual ha despertado todas las alarmas en la compañía. ¿Cómo reaccionará el mercado?

Ha sido este sábado en Gyeonggi-do, Corea del Sur y más concretamente en la fábrica de Hwaseong donde Samsung ha detectado de nuevo dos nuevos casos de Coronavirus. Uno de sus empleados desarrolló síntomas como fiebre y tos continuada desde el viernes, lo que desembocó en las medidas preventivas y test por parte de la multinacional, confirmando el primer positivo tras meses sin problemas.

No hay ruta exacta de los movimientos de los empleados en la Fab

Samsung EUV

El segundo empleado comenzó con síntomas desde el jueves y el viernes pasó la prueba con igual positivo en el test. El primero de ellos se encontraba de vacaciones entre el 16 y el 19 de agosto y solo participó en los turnos del miércoles y jueves, por lo que no hay una trama o ruta que pueda conducir a explicar ambos contagios.

A esto hay que sumarle el hecho de que estos empleados trabajan en las máximas condiciones de seguridad para un virus como el COVID-19, ya que al ser una fábrica de obleas sus equipos constan de máscara, ropa y zapatos a prueba de polvo y un sin fin de medidas para garantizar la pulcredad de las salas y así evitar defectos de fabricación.

Por si esto fuese poco, las salas están equipadas con los últimos sistemas de ventilación y filtrado de polvo por los mismos motivos, así que la compañía informa de que la probabilidad de que el virus se propague internamente es baja.

La punta del iceberg, Corea del Sur sufre una segunda ola

COVID-19-Corea-del-SUR

Los casos en Corea del Sur están a niveles de febrero y aumentando drásticamente. Si los trabajadores de Samsung no han cogido el virus dentro ni este se ha expandido en la Fab, es muy probable que el problema esté en el exterior, lo cual no quita que las medidas a tomar sean las más severas para no tener que cerrar dicha fábrica.

El número de contagios ha aumentado y da la casualidad de que en Hwaseong hay nada menos que 5 Fabs de Samsung con una capacidad de producción total para la empresa de más del 50%. Si sumamos la capacidad de las fábricas de Xi’an hablamos del 83% de la capacidad de fabricar obleas de Samsung.

Si la empresa no es capaz de controlar el brote y el gobierno tampoco, una detención de la producción va a tener un gran impacto en el mercado global de todo lo que tenga que ver con NAND Flash, ya que Samsung tiene el 44,1% del mercado global de estos chips. Si a esto le sumamos las prohibiciones de EE.UU a Huawei, es posible que Samsung no pueda vender chips a la empresa China, lo que impactará de nuevo en las ventas mundiales.

No en vano ya vimos la semana pasada las previsiones de los precios, donde se espera una caída hasta el primer trimestre del año que viene. La pregunta ahora es si Corea del Sur podrá controlar los brotes y evitar el cierre de sus fab, porque de no ser así los precios podrían tomar unas rutas muy diferentes.