China para sus fábricas: adiós al stock de portátiles, RAM y gráficas

Un nuevo cierre en la ciudad industrial de Suzhóu en China estaría creando una escasez en el suministro de los PMIC que afectaría a todos los productos de hardware que saldrán en los próximos meses y al stock disponible de los productos que han de llegar a corto y medio plazo y que, por tanto, han sido anunciados. ¿Cuáles son las causas y los productos afectados?

Una de las formas más comunes en la guerra económica cuando hablamos de grandes potencias es el boicot o sabotaje, lo cual es muy fácil de hacer cuando hablamos de un mundo civilizado donde parte de los componentes de los productos se realizan en la tierra de tu mayor enemigo. Esto es a lo que se tienen que enfrentar las empresas respecto a China, donde las variantes del COVID-19 están sirviendo como justificación para cierres temporales de fábricas que acaban por afectar el suministro de piezas clave.

Mientras que la superpotencia asiática se encuentra desfasada en la fabricación de componentes complejos sigue siendo el mayor proveedor de las piezas más sencillas pero igual de imprescindibles. Pues bien, de nuevo tenemos que informar de una falta de stock de productos por la reducción de la producción en China.

Un cierre parcial en Suzhóu aumentará la escasez

Una de las piezas clave en todo circuito electrónico en la actualidad los llamados PMIC, los cuales se encargan de efectuar el control del voltaje en todos los circuitos electrónicos. Se trata de una pieza que podéis encontrar en las placas base, las tarjetas gráficas y donde su mayor fabricante se encuentra en Suzhóu, en el extremo oriental de China.

China-chips

Pues bien, argumentando motivos de salud general por la variante ómicron del COVID-19, las autoridades locales han decidido cerrar parcialmente sus fábricas en la región. Afectando de esta manera al suministro de esta pieza clave que se utilizan para montar la circuitería de nuestros PC. Los productos afectados son obviamente los que se van a lanzar a corto plazo, como la anunciada RTX 3090 Ti de NVIDIA y los portátiles basados en Intel Core 12, sin olvidarnos de la memoria DDR5 dado que está hace uso los PMIC y su escasez continuará en el mercado.

La reducción de la actividad no solo ha sido a nivel industrial, sino también a nivel logístico. El motivo es que también se ha recortado la capacidad de las empresas de transporte en la zona. Lo cual provoca un cuello de botella en la distribución y un aumento en los costes asociados a ella en los futuros productos y, por tanto, una subida de precios en la estructura de costes a la que hay que sumar la escasez.

La escasez de PMIC durará hasta 2023

PMIC

¿Hasta cuándo durará esta situación de la falta de existencias? Pues por lo menos hasta el 2023 según los analistas con experiencia en la materia. Dado que es un problema común que está afectando a toda la industria y la guerra geopolítica es muy probable que las empresas estadounidenses tengan un plan B así como las de su órbita política, cómo son de la Unión Europea, Corea del Sur y Japón. Todo apunta a una deslocalización de las empresas fuera de China para volver a sus países de origen, en un movimiento para contrarrestar los problemas derivados de esta nueva guerra fría entre China y los Estados Unidos. Sin embargo, implementar una solución de este tipo no es fácil de hacer y requiere un tiempo relativamente largo.

Fuente > Forbes

¡Sé el primero en comentar!