Noctua prepara su disipador pasivo tope de gama, ¡pesa 1,5 Kg!

Noctua prepara su disipador pasivo tope de gama, ¡pesa 1,5 Kg!

Rodrigo Alonso

El fabricante austriaco Noctua es bien conocido por dedicarse en exclusiva a los productos de refrigeración, y por ello siempre están investigando para crear más y mejores productos que permitan maximizar el rendimiento. En el Computex 2019 mostraron un disipador pasivo de enormes proporciones y peso, y parece ser que ahora han comenzado con la fabricación en masa para comenzar a venderlo a principios de 2021. Te contamos todo lo que se sabe al respecto.

No todo el mundo es fan de los disipadores pasivos, pero ofrecen una serie de ventajas sobre los disipadores de aire convencionales e incluso sobre los kits de refrigeración líquida, como por ejemplo un silencio absoluto sin ir más lejos. Claro, al no tener ventiladores enfriándolos tienen también sus desventajas, como una capacidad de refrigeración reducida y, por norma general, un tamaño y peso bastante grandes.

El próximo disipador pasivo de Noctua pesa 1,5 Kg

En el Computex del año 2019, el fabricante Noctua ampliamente galardonado en especial por sus disipadores NH-D15 y variantes mostró un enorme disipador pasivo, con unas grandes dimensiones y la friolera de 1,5 Kg de peso en total. Este disipador, según el fabricante, es capaz de disipar hasta 120W de calor, por lo que es bien apto para procesadores de gama alta sin demasiados problemas.

Noctua disipador pasivo

Todavía no se sabe qué nombre tendrá, pero sí que se ha podido ver su diseño: incorpora solo 12 láminas de aluminio pero que tienen 1.5 mm de grosor, tiene seis heat pipes de cobre niquelado y por supuesto la base también es de este mismo material. De acuerdo a Noctua, este disipador pasivo utiliza un diseño asimétrico que lo hace compatible con el 100% de los módulos de memoria RAM del mercado sin importar su tamaño o disposición, y prometen que no da problemas de compatibilidad con los zócalos PCI-Express tanto para sockets Intel LGA 115X como AMD AM4.

Noctua mostró la eficacia de este disipador con un Intel Core i9-9900K (un procesador de ocho núcleos a 5 GHz con un TDP de 95W) en una prueba durante el Computex en la que mantuvo el procesador a 95ºC durante varias horas a pesar del asfixiante calor que hacía en aquella zona. Noctua dice que este disipador pasivo puede disipar hasta 120 vatios de calor en una caja sin ventiladores y hasta 180 vatios en una caja con una buena circulación de aire.

Prototipo Noctua

Los disipadores pasivos tienen dos ventajas principales: la primera y más evidente es que no hacen ruido, y la segunda es que al no tener partes móviles pueden durarte toda la vida ya que no se rompen y en una caja fanless, prácticamente no se ensucian. La parte mala es que tienen unas dimensiones y peso bastante considerables así que es de entender que Noctua incorporará un fuerte backplate para proteger la integridad de la placa base. La segunda parte mala es que como ya supondréis con los datos que os hemos dado antes, su eficacia a la hora de evacuar el calor depende mucho del ambiente y por lo tanto no es la mejor solución para mantener fresco el procesador.

Según la fuente de la noticia, Noctua ya ha comenzado a fabricar en masa este disipador pasivo de nombre todavía desconocido (pero con un diseño igual al prototipo que mostraron durante el Computex), lo que significa que falta muy poco para que comiencen a comercializar este nuevo modelo de disipador, presumiblemente hacia el mes de febrero de 2021. La parte mala es que, conociendo la tónica habitual de este fabricante, es bastante probable que su precio supere en bastante los 100 euros.