Pantalla 1440p, HDMI, para CPU AMD e Intel, ¿es la AIO más avanzada?

De un tiempo a esta parte y salvando ciertas AIO del mercado, los fabricantes han dejado un poco de lado la innovación para prestar atención a aspectos secundarios de estas refrigeraciones líquidas todo en uno. El último en llegar será BARROW con su FBLTHD-04N, un bloque de refrigeración líquida que ha sido ahora convenientemente adaptado a una AIO completa del fabricante con muchas peculiaridades, entre ellas el poder disponer de AIDA64 en su display. Así es la BARROW CPI-T.

Ni en refrigeración líquida se detiene todo esto, y aunque lo que vamos a ver es una pequeña mejora esta es realmente interesante. Partimos de la base de que las pantallas en los dispositivos o bloques no son una novedad como tal, pero lo de BARROW es otro nivel con más de 700 píxeles por pulgada.

BARROW CPI-T, la AIO con control más avanzado y con bloque BARROW FBLTHD-04N

Barrow-CPI-T-2

ASUS innovó en su momento con los modelos Ryujin, donde no solo se mostraba la temperatura de la CPU o el agua, sino que era más o menos configurable, así que fueron pioneros en esto de alguna manera. Hoy vamos un paso más allá y tenemos un BARROW FBLTHD-04N unido a dos tubos y un radiador de nueva factura que incluye una bomba, la cual recibe un nuevo nombre: BARROW CPI-T.

Aunque todo gira en torno a su bloque, la realidad es que estamos ante un producto TOP que podría posicionarse sin problema como líder en rendimiento dentro de las AIO.

Barrow-CPI-T-3

Empezando por la posibilidad de desmontar sus tubos y racores, ya que dispone de roscas G1/4, lo cual de por sí es muy atractivo para cualquier usuario que quiera hacerse con una refrigeración líquida custom más tarde.

Partimos de la base de que tendremos un bloque con una resolución de pantalla de 1440 x 1440 píxeles con capacidad para presentar información de AIDA64 en tiempo real y a todo color. Por si esto fuese poco, esta AIO BARROW CPI-T obtiene un radiador DARIDP-30 modificado para albergar una bomba DDC de 17 vatios, donde además el sistema tiene un testeador de fugas de aire GJQM-01 independiente, ya que el montaje es manual.

Depósito, estructura de metal, RGB y más

Barrow-CPI-T-4

El radiador está montado en una estructura de aluminio de alta calidad que a su vez sirve para dar vida al depósito con ventana acrílica y a la bomba de 17 vatios DDC incluida. Como era de esperar, el depósito permite ser rellenado con líquido pudiendo ser controlado su nivel sin tener que abrirlo desde la ventana.

Pero hay más, el control de la bomba puede ser realizado con molex, PWM o control manual mediante tres cables distintos y un solo conector a la bomba, algo similar a lo que ocurre con sus ventiladores y su controlador, salvo que estos no tienen un conector intercambiable como la DDC y su sistema electrónico personalizado.

Para terminar con el radiador, ofrece múltiples puertos de entrada, pero solo una salida, algo que facilitará el montaje, porque no lo olvidemos, es una AIO con alma de custom, puesto que tiene que ser montada por nosotros.

Se ofrecerá en dos versiones distintas de 240 mm y 360 mm, donde las dimensiones son realmente muy grandes: 309,10 x 124 x 65,30 mm y 429,10 x 124 x 65,30 mm. Aunque parezca una odisea para el usuario normal, la marca ha dispuesto todo para que se monte en 5 sencillos pasos, así que no habrá problema ni para llenar con el líquido el circuito o para comprobar fugas, porque como hemos comentado tiene incluso testeador para ello.

La compatibilidad para CPU es amplia, ya que va desde LGA 2011, pasando por LGA 115X hasta AMD AM4. Por desgracia todavía no hay precios ni disponibilidad.