AMD Ryzen 5 3600 vs 3600X: ¿merece la pena pagar más por la X?

Tras el lanzamiento de los procesadores AMD Ryzen 3000 a comienzos de este mes de julio de 2019, algo que muchos entusiastas nos preguntábamos era cómo rendirían los procesadores AMD Ryzen 5 3600 y 3600X. Al fin y al cabo, la gama Ryzen 5 x600x siempre han sido los superventas de esta familia de procesadores de AMD. Y, de ellos especialmente, tanto el AMD Ryzen 5 1600 como el 2600 han sido los procesadores que mejor ha vendido la compañía. Sin embargo, entre las versiones sin la X y las que llevaban la X, siempre ha habido una diferencia apreciable en su rendimiento. Veamos si con esta nueva generación se mantiene esta diferencia.

Desde que salieron al mercado los AMD Ryzen 5, los modelos x600x siempre han representado la mejor opción precio/rendimiento de esa gama de procesadores. Con 6 núcleos y 12 hilos, eran lo suficientemente potentes como para poder mover juegos modernos, pero no costaban la misma barbaridad que los procesadores de Intel contra los que competían. No solo eso, sino que eran capaces de mantener unas temperaturas y sonoridad bastante decentes cuando estaban en funcionamiento. Cosa que los procesadores de Intel hace bastante que son incapaces de hacer desde hace muchos años con el disipador de serie.

Diferencias entre los modelos x600x sin X y con X

Existen tres diferencias fundamentales entre los procesadores x600x con y sin X:

  • Frecuencia del procesador. Los modelos terminados en X tienen unas frecuencias base y unas frecuencias boost más elevadas que los modelos que no terminan en X. Por ejemplo, el AMD Ryzen 5 1600 tiene una frecuencia base de 3,2 GHz y un Boost máximo de 3,6 GHz; el Ryzen 5 1600X tiene una frecuencia base de 3.600 MHz y un boost máximo de 4 GHz. Y algo similar sucede con los procesadores AMD Ryzen 5 2600 y 2600X. Pero con los procesadores AMD Ryzen 3000 solo hay 200 MHz de diferencia de frecuencia entre ambos modelos.
  • Consumo. Los procesadores terminados en X de la gama Ryzen 5 x600x, suelen ser procesadores con un consumo de 95 W, mientras que los que no terminan en esa letra, tienen un consumo más reducido, quedando solo en 65 W. Esto significa que se calientan bastante menos que los otros. Y el hecho es que, mediante overclock, muchas veces se pueden obtener las mismas frecuencias que los modelos terminados con X.
  • Disipador. El AMD Ryzen 5 1600X salió al mercado sin ningún disipador, cosa que corrigió AMD con el lanzamiento de los AMD Ryzen 2000. El AMD Ryzen 1600 llegó al mercado con el disipador AMD Wraith Spire, aunque ese modelo quedaría relegado a las versiones X con los siguientes modelos. Mientras que las versiones de bajo consumo heredaron el AMD Wraith Stealth.
  • Precio. Generalmente los procesadores AMD Ryzen 5 x600x han solido ser unos 30 euros más caros que los modelos sin X. Algo que se podría justificar por la diferencia de rendimiento que había entre modelos. El problema es que, con los procesadores AMD Ryzen 3000, esta diferencia se ha elevado a los 55 euros. Y una diferencia de precio tan elevada ha de estar muy bien justificada a los ojos del consumidor.

Comparando el AMD Ryzen 5 3600 vs Ryzen 5 3600X

Para realizar las pruebas se ha empleado una placa base X570 con memoria RAM DDR4-3200 y una tarjeta gráfica NVIDIA GeForce RTX 2080 Ti. Todos los procesadores de AMD se han testado empleando el disipador de referencia de AMD.

Tests sintéticos y productividad

Como se puede ver, la diferencia entre ambos procesadores es realmente mínima, De hecho, la diferencia en rendimiento entre los modelos con X y sin X de las generaciones Ryzen anteriores es bastante mejor que las diferencias que vemos con estos últimos Ryzen 3000.

Tests en juegos

Exactamente igual que en los anteriores tests, los tests en los juegos no muestran una gran diferencia entre ambos procesadores. Y es que hablamos de diferencias de 2 o 3 FPS, que no es algo que ningún usuario vaya a notar a la hora de jugar.

Consumo de potencia

Tampoco el consumo es muy diferente entre ambos modelos. 6 W de diferencia no os va a arreglar la factura de la luz, para ser sinceros.

Conclusión

Los números dejan las cosas meridianamente claras: el AMD Ryzen 5 3600X no es un procesador que merezca la pena, si lo comparamos con su hermano «pequeño», el AMD Ryzen 5 3600. El incremento de frecuencia que hay de diferencia entre ambos procesadores es tan bajo, que las diferencias en rendimiento entre ambos no son realmente relevantes. Y dado que los procesadores AMD Ryzen 3000 son muy dependientes de las temperaturas a las que funcionan para fijar la frecuencia máxima, haréis mejor gastando los 50 euros de diferencia entre ambos modelos en un disipador mejor que el AMD Wraith Spire, que comprando el Ryzen 5 3600X.