Por qué Intel y AMD no diseñan sus propias placas base

Escrito por Juan Diego de Usera

Hace ya algunos años que Intel dejó de desarrollar placas base para sus propios procesadores, para luego venderlas tanto en el mercado de usuarios como en el mercado empresarial. AMD, por su parte, nunca lo ha hecho. Sí, es cierto que ambas compañías desarrollan sus propios diseños de referencia para los fabricantes de placas base. Pero nunca van más allá. ¿Cuál es el motivo por el que estos dos fabricantes no desarrollan y venden sus propios diseños?

Así como NVIDIA desarrolla el diseño de referencia de sus tarjetas gráficas y fabrica alguno de sus modelos, ni Intel ni AMD hacen lo propio con las placas base que montan sus procesadores y sus chipsets. El caso es que Intel se pasó desarrollando y vendiendo sus propias placas base durante gran parte de su existencia como compañía. De hecho, las placas base de este fabricante estaban bastante bien consideradas entre los usuarios, como modelos bastante sólidos y fiables. Cierto es que carecían de la gran mayoría de opciones que sí suelen incorporar el resto de fabricantes, pero es que no era ese el objetivo de Intel con sus placas base. Con ellas, la compañía lo único que proporcionaba era una placa base en la que los usuarios pudieran confiar.

Por su parte, AMD como ya hemos comentado, nunca ha desarrollado sus propias placas base para venderlas. Sí es verdad que, cada vez que desarrolla un nuevo procesador, desarrolla un nuevo diseño de referencia para el resto de fabricantes de placas base. Pero nunca pasa de este punto. Algo similar a la situación que se vivía hasta hace bien poco con las tarjetas gráficas que desarrollaba.

Intel no pudo competir con los fabricantes asiáticos de placas base

Intel anunció el pasado año 2013 que dejaría de fabricar placas base para el mercado de escritorio cuando se dejara de lado el procesador Intel Haswell, en el año 2013. Entre os diferentes motivos que dio este fabricante para salir del mercado estaba uno que es, cuanto menos, sorprendente viniendo de quien viene. Según lo comentado por los directivos de la empresa, Intel no podía hacerse un hueco en el mercado de equipos de escritorio, dado que la competencia por parte de las marcas asiáticas, como ASUS, GIGABYTE o ASRock era demasiado intensa. Y es que los usuarios solían encontrar en estas marcas, muchas de las características que los modelos de Intel no eran capaces de proporcionar. Como unos mejores parámetros para efectuar el overclock a las placas base y procesadores.

En cuanto a AMD, nunca ha quedado completamente claro el motivo por el que nunca desarrollaron placas base para el mercado de escritorio. Puede que ahora, que hace ya años que no tienen fábricas, pudiera tener algo más de sentido. Pero es que, en el pasado, cuando sí las tenían, AMD tampoco se mostró muy interesada por este segmento del mercado. El hecho es que esta compañía siempre se tuvo que valer de las placas base de terceros para vender sus procesadores. Lo más probable es que, dado que es una compañía bastante más pequeña que Intel, prefirieron dedicar el dinero que hubiera sido necesario para esta aventura, en el desarrollo de sus procesadores. Lo cual tendría bastante sentido, por otra parte.

Continúa leyendo
  • Javier Saove

    Es abrir el juego. Agrandar el ecosistema PC…..de otra forma serian 2 PCstation las de AMD e Intel.

    • harkonen

      La verdad que posiblemente sea cierto……..

  • Marcos Alexis Barrios Barreto

    Es para mejor competencia, sinceramente nunca me gustaron las placas de Intel

  • Ensure Mexaco

    Las placas intel eran placas sensatas. No presumian ni en diseño pero eran cuasi infalibles. Al día de hoy se ven placas intel 775 haciendo de las suyas por ahí como el primer día. Es entendible que no pudiera obtener mercado en el sentido que hoy en día hasta la placa mas barata y básica tiene cierto esmero en el diseño y cumple con lo que ofrece para lo que fue fabricada.
    Amd nunca lo hizo, pero a gatas puede fabricar procesadores sin humillarse cada vez que lanza algo nuevo en fase beta, ponerse a fabricar placas madres podría ser un camino de ida y sin retorno para una empresa que a pesar de lo que digan y quieran hacernos creer que vende, es incapaz de afianzarse.