Cómo configurar dos o más tarjetas gráficas con AMD CrossFireX

Escrito por Juan Diego de Usera

Tanto las configuraciones en NVIDIA SLI, como en AMD CrossFireX, ya no están tan extendidas entre los usuarios como antiguamente. Sin embargo, una de estas configuraciones puede darle un importante incremento de rendimiento a la configuración gráfica de nuestro sistema. Por eso, en este artículo vamos a ver qué se necesita para poder crear una configuración AMD CrossFireX con dos o más tarjetas gráficas de AMD Radeon.

Las configuraciones con múltiples tarjetas gráficas ATI llegaron al mercado durante el año 2005. Sin embargo, esta primera iteración del CrossFire es bastante diferente a la que podemos crear hoy en día. Aun así, en su momento, al igual que el SLI de NVIDIA, fue una auténtica revolución para los usuarios gamers que querían obtener el mejor rendimiento gráfico de sus equipos.

Con la llegada de Windows 10 y la aparición en escena de su nueva API DirectX 12 que, teóricamente, permite crear configuraciones con dos tarjetas gráficas independientemente del fabricante de la GPU, las configuraciones AMD CrossFireX han dejado de verse entre los usuarios con tanta frecuencia como antiguamente. También, el control de las configuraciones con varias gráficas pasa a ser problema del desarrollador del software, que puede elegir implementarlo o no. Con las API más antiguas, debe de ser soportado por el desarrollador del  software y por el driver de AMD Radeon.

Consideraciones previas a crear una configuración AMD CrossFireX

Por desgracia, este tipo de configuraciones tienen algunos problemas asociados que no se pueden pasar de lado:

  • La placa base ha de soportar configuraciones con múltiples tarjetas gráficas AMD. Este aspecto no resulta muy complejo de conseguir, dado que la mayoría de placas base de gama media, permiten configuraciones AMD CrossFireX, ya sean de Intel o de AMD. Aun así, es conveniente cerciorarse de este aspecto.
  • El software en el que queramos usarlo, también ha de soportar este tipo de configuraciones. De este aspecto, no solo el software lo ha de soportar, sino también el driver de AMD Radeon.
  • El sistema también ha de ser capaz de alimentar dos tarjetas gráficas. Este último aspecto también es importante. Sin no tenemos una buena fuente de alimentación que pueda ser capaz de alimentar todas las gráficas de nuestra configuración CrossFire, no podremos hacerla funcionar. Y, dado que las gráficas de gama media y alta son los componentes que más acaban consumiendo en un PC, no es raro ver en estas configuraciones fuentes de alimentación a partir de los 750 W de potencia.
  • Las tarjetas gráficas que queremos configurar en CrossFireX han de pertenecer a la misma familia. Los mejores resultados se consiguen juntando dos gráficas iguales.
  • Las dos ranuras PCIe en las que se van a conectar las gráficas al menos deben de poder configurarse como PCIe x8 cada una. No sirve que una  funcione como PCIe x16 y la otra como PCIe x4.

Montando las tarjetas gráficas

A la hora de montar las tarjetas gráficas hay que tener en cuenta el espacio que queda entre las dos ranuras PCIe x16 que necesitaremos emplear para instalar nuestras tarjetas. Idealmente, necesitaremos que entre ambas ranuras haya al menos el espacio equivalente a dos ranuras de expansión traseras de la caja. Sin embargo, si se tiene un mayor espacio entre las gráficas es mucho mejor porque así mejoraremos la refrigeración de estas.

Recordad que el máximo de tarjetas gráficas que soporta el AMD CrossFireX es de cuatro tarjetas. Evidentemente, en las placas base del entorno de escritorio no vamos a encontrar muchas placas base que soporten ese tipo de configuraciones. Pero en la gama HEDT sí se pueden encontrar. Especialmente, dado que que los procesadores que se emplean en ellas tienen bastantes más vías PCIe disponibles para esas configuraciones.

Una vez instaladas las gráficas, está el asunto del puente para AMD CrossFireX. Este puente solo es necesario si vuestra gráfica pertenece a las generaciones anteriores a las AMD Radeon 200. Si pertenecen a series más modernas, como las AMD Radeon 300 o las AMD Radeon RX, la transmisión de datos se realiza a través de la propia ranura PCIe de la placa base, así que no es necesaria.

Activando AMD CrossFireX en el driver de AMD Radeon

Con las gráficas instaladas, lo único que nos queda por hacer es entrar en el panel de control de AMD, buscar el apartado de AMD CrossFireX y seleccionar la opción que lo activa.

A partir de aquí, ya lo tendréis activado. No es necesario que reiniciéis vuestro equipo. Solo, antes de terminar este tutorial comentaros que el incremento en el rendimiento gráfico del sistema no asciende en la misma proporción al número de tarjetas gráficas que forman parte de la configuración CrossFire. Es decir, si bien un CrossFire con dos gráficas nos puede proporcionar entre un 85 y un 95% de incremento en el rendimiento gráfico de nuestro sistema, añadir una tercera tarjeta gráfica solo nos proporcionará un incremento del 60 o 70% frente a la anterior configuración. Y, si añadimos una cuarta gráfica, el incremento se reduce a tan solo un 50%. Esta pérdida de ganancias se debe, en gran medida, a la saturación de instrucciones que se han de procesar.

Continúa leyendo