AMD le dice a Principled Technologies cómo medir el rendimiento en Ryzen

AMD le dice a Principled Technologies cómo medir el rendimiento en Ryzen

Javier López

Hoy, coincidiendo con la salida de las reviews del Intel Core i9-9900K y el resto de la 9ª generación de procesadores Core del gigante azul, AMD ha salido a la palestra para desacreditar y corregir los métodos que Principled Technologies (PT) utilizó con sus procesadores Ryzen en el análisis comparativo que hicieron contra los nuevos Coffee Lake Refresh.

AMD ofrece una «lista» de correcciones para Ryzen

Con el i9-9900K ya en todas las reviews del mundo, ha sido precisamente hoy cuando AMD ha liberado ambos documentos con las discrepancias que ellos han valorado y considerado con respecto a los puntos de rendimiento que Principled Technologies plantearon.

Cabe recordar que PT dispuso dos versiones distintas de dichos puntos de rendimiento, la primera fue la que suscitó todas las críticas hacia esta empresa externa que tanto Intel como AMD contratan para mostrar imparcialidad en las pruebas.

La segunda versión de los datos se publicó cuatro días después (12 de octubre de 2018) con unas mejoras en las CPU de AMD que se preveían desde un primer momento.

Pero AMD no está contenta, ya que ha facilitado una extensa lista en varios ámbitos que considera sino poco justa, mejorables:

En la primer documento se puede ver como AMD diferencia entre la versión 1 de los datos y la versión 2, mientras que en la segunda recomendación se centra en aspectos generales.

En la primera recomendación y versión 1 de los datos de PT, cita algunos problemas por todos conocidos, como el capado a 4 cores del 2700X, la configuración de memoria que fue muy criticada, la inconsistencia del rendimiento y la metodología o la corrección de las frecuencias en los sistemas Z370 ya que se deshabilitaron los C-States.

Siguiendo con la primera recomendación y versión 2 de los datos de PT, AMD sigue detectando irregularidades que deberían ser aclaradas, como por ejemplo: no tienen claros los settings de mejora multicore en los sistemas Z390, las configuraciones de la memoria son «sospechosas», no se aborda las configuraciones de los C-States en Z370 o los ambientes térmicos etc ..

Cerrando la primera recomendación, AMD estipula una mejora en 4 juegos con una media del 12,31% por encima del rendimiento de la V1, es decir, PT reconoce que sus primeros datos no fueron correctos.

AMD se pone «dura» con PT

En la segunda recomendación AMD habla de «desinfectar» en 4 de sus 5 puntos expuestos, declaraciones duras que engloban bastantes puntos, desde el sistema operativo, pasando por garantizar las plataformas de testeo en configuración stock, hasta repetir un mínimo de 5 veces los test para garantizar las puntuaciones.

Muchas de las recomendaciones son bastante delicadas, sobre todo en el apartado de overclocking, donde dicen expresamente que los perfiles de memoria overclokeada no son involuntariamente activados como settings de la BIOS o que no usen la media de los resultados sino el promedio.

La dureza de AMD está plasmada en dichos documentos y si bien estamos de acuerdo en gran parte de los puntos, la estrategia de presentarlos el mismo día que Intel levanta el NDA para las reviews de su 9ª generación de procesadores, puede que no les esté dando la visibilidad que los de Lisa Su deseaban y les esté siendo contraproducente.

De todos modos y habiendo tantos artículos disponibles hoy este movimiento tiene poco sentido, ya que a partir de hoy se puede comparar el rendimiento sin los datos de PT, pero es lógico que AMD se defienda ante los datos que una supuesta compañía independiente y profesional ha facilitado, más si cabe cuando trabajan tanto para ellos como para Intel.