Los Intel Core i9-9900K alcanzan 7.4 Ghz mediante overclock con nitrógeno líquido

Escrito por Rodrigo Alonso

Ayer mismo tuvo lugar el evento Fall Desktop Launch de Intel, en el que presentaron oficialmente los nuevos procesadores de novena generación, con el Intel Core i9-9900K a la cabeza. La compañía tuvo unos cuantos overclockers profesionales en el evento, y uno de ellos logró elevar la frecuencia de funcionamiento del Core i9-9900K hasta los 7.4 Ghz utilizando refrigeración mediante nitrógeno líquido.

Ha sido el afamado overclocker profesional Splave el encargado de realizar la demostración, y durante el evento elevó la frecuencia de funcionamiento de un Core i9-9900K hasta los 6.9 Ghz con un VCore de 1.7V. Claro, ese voltaje es lo suficientemente alto como para quemar cualquier procesador si no fuera por el hecho de que la temperatura de trabajo era de unos 190 grados centígrados bajo cero, gracias a la ayuda del nitrógeno líquido.

El overclock alcanzó los 7.4 Ghz, pero con un solo core activo

En el pasado, varias veces os hemos contado que la mayoría de las veces que se alcanzan récords de overclock tienen “trampa”, y es que los overclockers desactivan núcleos del procesador para ganar estabilidad y así poder elevar la frecuencia de funcionamiento mucho más allá de lo que lograrían si elevaran la de todos los núcleos del procesador.

Los procesadores Intel de 9ª generación traerán protección contra Meltdown y Spectre

En este caso, durante la demostración se elevó la velocidad del Core i9-9900K hasta los 6.9 Ghz utilizando los ocho núcleos y dieciséis hilos del procesador, con un VCore de 1.7V. No obstante, el overclocker Splave declaró que había logrado mantener una frecuencia de funcionamiento de 7.1 Ghz sin problemas, y que de hecho había alcanzado los 7.4 Ghz pero utilizando solo uno de los ocho núcleos del procesador, una velocidad muy meritoria sin lugar a dudas que denota la gran capacidad para el overclock de estos nuevos procesadores Intel de novena generación.

El Core i9-9900K alcanza los 5.2 Ghz con refrigeración líquida tradicional

Fueron muchas las pruebas, como podéis ver, que se le hicieron al procesador mediante overclock. Splave también declaró que logró alcanzar los 5.3 Ghz en el Core i9-9900K utilizando refrigeración líquida tradicional, elevando el VCore hasta unos aceptables 1.4V, y alegando que esto es gracias a que estos nuevos procesadores llevan el IHS soldado, lo que ayuda a mejorar la transmisión de calor desde el procesador hasta el disipador. Y es que la subida de velocidad es bastante notable si lo comparamos con los Core i7-8700K de anterior generación, que alcanzaban los 5 Ghz con refrigeración líquida tradicional, por lo que una mejora de 300 Mhz se nota mucho.

Ya veremos qué tal suben de velocidad mediante overclock el resto de procesadores de novena generación de Intel, y más en manos de usuarios normales que de overclockers profesionales puesto que, como decimos siempre, su trabajo -muy loable- solo sirve para hacernos una idea, pero los usuarios de a pie no disponemos de las herramientas y muestras que ellos tienen para poder llegar a esas velocidades.

Fuente > tomshardware

Continúa leyendo