AMD Navi: así será la arquitectura de las nuevas GPU de AMD para 2019

Escrito por Juan Diego de Usera

David Wang, Vicepresidente Senior de Ingeniería de AMD Radeon ha realizado una entrevista en la cual se han desvelado varios detalles interesantes sobre cómo podría ser la nueva arquitectura de tarjetas gráficas AMD Navi, que debería de estrenarse durante el próximo año 2019. Detalles, como que es posible que haya arquitecturas diferentes para las versiones profesionales y de juegos.

Puede que la nueva arquitectura AMD Navi esté todavía a muchos meses de distancia para su lanzamiento, pero ello lo único que nos genera son ganas por conocer más detalles sobre cómo serán las tarjetas gráficas que se basarán en ellas. Al fin y al cabo, llevamos ya dos años largos con la actual arquitectura Polaris, y un casi total dominio, por parte de NVIDIA, de todo el mercado de tarjetas gráficas orientadas al gaming. Claro, que tampoco ha ayudado gran cosa que la reciente crisis de las criptomonedas haya puesto un freno bastante importante a las necesidades de tarjetas gráficas por parte de los usuarios.

Aunque quizás la noticia más importante sea, a la vez, el mayor chasco que nos vamos a llevar los entusiastas. Y es que AMD Navi será un bloque monolítico como todas las tarjetas gráficas hasta ahora, y no empleará una arquitectura basada en Infinity Fabric, como se había sospechado que ocurriría hasta el momento.

AMD Navi no emplearán Infinity Fabric por culpa del software

Si una esperanza teníamos los entusiastas del hardware es que la nueva arquitectura AMD Navi  empleara varios núcleos internos unidos por el bus Infinity Fabric, de manera que se pudiera crear una arquitectura modular y escalable. Y este bus es más que capaz de soportar esta tecnología. El problema son los desarrolladores del software, que no están muy por la labor de desarrollar software para este tipo de configuraciones internas de las gráficas.

No hay más que ver que el soporte para configuraciones mutli GPU de tipo Crossfire o SLI cada vez atrae menos a los desarrolladores de software. A no ser que se lograra que todo el conjunto de núcleos gráficos apareciera como uno solo para el desarrollador, estos se negarían a invertir más recursos en un tipo de configuración como la que se imaginaba hasta hace poco.

Sin embargo, sí que se ha comentado que ese tipo de aproximación sí podría funcionar en el mundo de las tarjetas gráficas profesionales, dado que sus cargas de trabajo son diferentes, y escalan mejor que en las tarjetas gráficas con núcleos destinados a gaming. Obviamente, Wang ha aclarado que no serían arquitecturas completamente diferentes, dado que ese no sería un empleo inteligente de los recursos de los que disponen.

Fuente > PC Games N

Continúa leyendo