Aparecen las primeras imágenes del die de un procesador Cannon Lake

Aparecen las primeras imágenes del die de un procesador Cannon Lake

Manuel Santos

Han conseguido tomar una foto del procesador Intel Cannon Lake que hay en el interior de los portátiles de Lenovo, dónde podemos ver su die y la parte de los pines del procesador. Estos procesadores están fabricados con el proceso de producción de 10 nm de Intel que tanto está costando pulir. No te pierdas las imágenes del primer procesador de 10 nm de Intel que hay en un portátil.

Las primeras imágenes del procesador Cannon Lake fabricado en el proceso de 10 nm

Mientras que Intel avanza lentamente en el desarrollo de su proceso de producción de 10 nm, ya ha liberado un modelo de procesador Cannon Lake que se integran en los portátiles Lenovo Ideapad 330. En concreto, hablamos del procesador Intel Core i3-8121U. Según las imágenes se ha calculado que el die puede medir aproximadamente 45 x 24 mm dentro de un chip de unos 71 mm. En la imagen también se puede apreciar la presencia del chipset que dista muy poco del die del procesador.

La principal novedad de estos procesadores es el debut de la arquitectura en 10 nm de Intel, que mejora el proceso de producción de 14 nm que encontramos en los procesadores Broadwell-U anteriores. Este nuevo procesador es más pequeño que las generaciones anteriores, aunque no se espera una gran mejora en rendimiento. En su interior encontramos 2 + 2 chips con 4 MB de memoria caché L4 que conecta un procesador de doble núcleo a 2,2 GHz y una frecuencia máxima de 3,2 GHz. La GPU integrada en el die está desactiva y se ha utilizado en su lugar una tarjeta gráfica AMD dedicada.

Intel no producirá en masa procesadores de 10 nm hasta 2019

Aunque Intel esté proporcionando ciertas unidades de procesadores Cannon Lake fabricados en el proceso de 10 nm a ciertos OEM, como Lenovo, ya ha dejado claro que no planean empezar la producción en masa de estos nuevos procesadores hasta 2019. De hecho, la compañía fue más allá y afirmó que el próximo Intel Core i7-9700K estará fabricado en el proceso de 14 nm. Por lo que la llegada de este tipo de procesadores a los ordenadores de sobremesa aún tendrá que esperar.

Paralela a Intel, AMD llegará este mismo año a los 7 nm con sus procesadores EPYC y en 2019 empezarán a distribuirlos. Parece que AMD ha conseguido dar un sprint en esta batalla por la reducción de los nm en los transistores.