El Intel Core i7-8086K tiene casi la misma frecuencia que el i7-8700K, pero cuesta un 40% más

Escrito por Juan Diego de Usera

Ya hemos podido conocer las frecuencias boost del nuevo procesador de Intel, el Intel Core i7-8086K. Y nos ha sorprendido bastante comprobar que, en realidad, son iguales a las del Intel Core i7-8700K. Salvo solo un núcleo, que es el único capaz de llegar a los 5 GHz anunciados. Pero, esos sí, este modelo cuesta un 40% más.

Cuando comenzaron a conocerse los primeros datos sobre el nuevo procesador Intel Core i7-8086K, podemos afirmar que la mayoría de usuarios estaban bastante impresionados. Al fin y al cabo, era el primer procesador disponible, de manera comercial, que era capaz de alcanzar la frecuencia de 5 GHz según lo instalábamos en nuestra placa base. Es decir, no había que hacerle algún tipo de overclock para alcanzar estas frecuencias, como hasta el momento era necesario hacer con los procesadores de núcleo Coffee Lake.

Otro aspecto que lo haría especialmente atractivo, a los ojos de cierto número de entusiastas, es el hecho de ser una edición limitada. Sí, es cierto que este tipo de ediciones suele costar más caras que el modelo original, pero generalmente el fabricante se encarga de hacer que, el dinero extra que te vas a gastar, esté bien justificado a los ojos de sus posibles clientes. Porque, en caso contrario, no venderá gran cosa. El fabricante de cajas de ordenador NZXT, por ejemplo, sabe de ediciones limitadas bastante, con sus cajas ambientadas en ciertos juegos multijugador como PUBG, Fortnite o CS:GO.

El Intel Core i7-8086K solo ofrece 300 MHz extra por el sobreprecio

Ya sabíamos, por las filtraciones que se habían producido sobre el procesador, que el nuevo Intel Core i7-8086K era, en realidad, un procesador con núcleo Coffee Lake, con seis núcleos e Hyper Threading activado en ellos, para dar un total de 12 hilos. También sabíamos que su frecuencia base era de 4 GHz y su frecuencia boost llegaba hasta los 5 GHz. Lo que hasta hoy desconocíamos, era la cantidad de núcleos que serían capaz de alcanzar esos 5 GHz de los que tanto presumía Intel.

Como podéis comprobar por la anterior imagen, la distribución de frecuencias boost de este procesador son idénticas a las que emplea el Intel Core i7-8700K. La diferencia es que, ahora, uno de los núcleos es capaz de llegar hasta los 5 GHz de serie, en lugar de los 4,7 GHz del modelo original de Intel. Es decir, que el usuario está pagando un 40% extra por un 6% de incremento del rendimiento del procesador. Y nada más.

Esperábamos que Intel se hubiera estirado un poco más con este nuevo procesador, haciendo que al menos dos de los núcleos pudieran llegar hasta los 5 GHz. Al menos, para celebrar el lanzamiento del primer gran éxito comercial de la marca, y de una arquitectura que ha marcado toda la informática de consumo.

Fuente > Guru3D

Continúa leyendo