Así son las obleas de los procesadores cuánticos que ya fabrica Intel

Escrito por Manuel Santos

Hace un año que Intel dio los primeros pasos en la comercialización de la computación quántica. La empresa creó su primer chip de 17 qubits en un material superconductor, esto acercó a a la compañía aún más al poder crear procesadores cuánticos mediante producción en masa. Intel mostró a principios de año el primer chip con 49 qubits.

Los procesadores cuánticos de Intel tienen 26 qubits

A diferencia de el camino tomado anteriormente, Intel está centrándose en el desarrollo de spin qubits, en vez de en qubits superconductores. La tecnología de los spin qubits los convierte en mucho más escalables que la de los qubits superconductores.

Intel actualmente es capaz de producir hasta cinco obleas por semana que contienen chips cuánticos de 26 qubits. Por lo que la empresa está siendo capaz de aumentar el número de dispositivos que hay cuánticos, y ahora ha decidido centrarse en aumentar el número de qubits de sus próximos chips cuánticos.

El director del desarrollo de este hardware cuántico, Jim Clarke, ha comentado que la tecnología que se está usando actualmente en la producción a pequeña escala puede ser aumentada hasta los 1000 qubits. Esto no implica que sea una tarea fácil, ya que las expansiones y contracciones producidas por las fluctuaciones de temperatura hacen imposible que los ingenieros amplíen el número de qubits en un chip. Es un campo que hay que seguir investigando y resolver los problemas, como ya pasó con los procesadores de silicio actuales.

Dentro de “poco” llegaremos a cifras mucho mayores

Actualmente cada oblea se hace mediante puntos cuánticos que deben ser cortados con mucho cuidado y conseguir que cada chip consiga una cantidad de qubits apropiada. Debido a las imperfecciones y limitaciones físicas que hay actualmente los chips finales pueden tener 3, 7, 11 o 26 qubits.

La compañía busca crear una tecnología que sea capaz de escalar al millón de qubits. Pudiendo así utilizar la misma estructura básica, pero consiguiendo qubits mejorados que eviten que haya que volver al principio cada vez que haya un avance en la computación cuántica.

Intel cree que en menos de 10 años será capaz de llegar al millón de qubits, “no es algo descabellado” decía Jim Clarke. Afirmando, además, que en cinco años esperan llegar a los 1000 qubits, cumpliendo un ciclo parecido al que hemos vivido con los procesadores actuales.

El mayor reto que tiene este tipo de computación actualmente es la temperatura que necesitan los procesadores para operar, necesitando que sean muy cercanas al cero absoluto.

Vía > Tech Spot

Continúa leyendo