Review: Sharkoon B1, auriculares gaming completos y sin florituras

Escrito por Alberto García

Hoy os traemos la review de los Sharkoon B1, uno de los auriculares gaming de gama media más populares que encontramos en el mercado. Actualmente algunas marcas buscan diferenciarse de sus competidores ofreciendo funcionalidades poco útiles en unos auriculares, como iluminación RGB. Estos auriculares no buscan sorprender por su innovación, sino que son esos que al final acabas comprando cuando descartas la competencia.

Sharkoon B1: no tienes que dejarte mucho dinero para tener unos buenos auriculares

Y es que cuando los sacamos de la caja, los Sharkoon B1 destacan sobre todo por ser parcos en detalles. Son totalmente negros, y se notan rígidos y sólidos. Los pasadores de la cabeza son bastante largos, lo que permite colocarlos de manera cómoda incluso aunque tengas la cabeza demasiado grande.

Sharkoon B1 review 2

En la caja se incluye un estuche rígido de transporte, lo cual es de agradecer, ya que nos ayudará a transportarlo de manera segura, evitando roces y golpes que afectan a su durabilidad. En cuanto al sonido, encontramos una calidad tal y como esperamos en la gama media en la que se sitúan estos auriculares. El micrófono se oye muy claro y fuerte, ideal para jugar online.

Uno de los pocos inconvenientes que encontramos con estos auriculares es que no se incluye un cable USB con tarjeta de sonido integrada, por lo que tenemos que usar una que ya tengamos o recurrir a los tradicionales jacks. El cable alargador podría haber sido USB, pero en principio esto no debería haber afectado al sonido. Sin embargo, encontramos que con este cable extensor el volumen máximo de los auriculares se reduce bastante, y se escuchan demasiado flojos incluso aunque subamos al máximo la ruedecilla de volumen incorporada.

Por ello, os dejamos con el enlace al análisis completo de estos auriculares, así como los enlaces de compra con un precio de 55 euros. Esperamos que disfrutéis del análisis de los que son una apuesta segura.

Análisis: Sharkoon B1
Continúa leyendo