Análisis: Sharkoon B1

sharkoon b1 analisis 2

A la hora de comprar unos auriculares para jugar tenemos tres gamas bien diferenciadas. La gama de entrada se suele situar en unos 20 euros, y se extiende hasta los 40 euros. A partir de ahí, tenemos una gama media con una mejor calidad hasta los 70 euros. La gama media alta ronda los 100 euros, y a partir de ahí tenemos de lo mejor del mercado. Hoy vamos a analizar unos auriculares que se sitúan en la gama media por su precio, pero que quizá podríamos ubicar en media-alta por prestaciones: los Sharkoon B1.

Sharkoon es una marca especializada en periféricos, donde destacan ratones, teclados y auriculares; y por otro lado componentes, donde encontramos cajas y fuentes de alimentación. La compañía está especializada en productos asequibles pero con grandes prestaciones. Los auriculares que hoy analizamos no son una excepción.

Sharkoon B1: características técnicas

Los drivers que utilizan los auriculares son de 40 mm, por lo que cuentan con un sonido potente. El micrófono es extraíble, y es flexible a la par que rígido, ideal para ponerlo a nuestro gusto. El cable es trenzado, y tiene conectores bañados en oro. Su longitud este de 1,1 metros. El jack de 3,5 mm es estéreo TRRS, por lo que podemos usarlo tanto en móviles como consolas u ordenadores.

En el caso de que queramos mayor distancia, se incluye un extensor que permite al cable tener un recorrido de 2,55 metros. En este extensor tenemos un controlador que nos permite silenciar el micrófono y ajustar el volumen. El extensor transforma el cable jack único que sale de los auriculares en dos tomas independientes: una estéreo y otra para el micrófono.

Las especificaciones técnicas completas son las siguientes (sacadas de la web oficial), en las cuales podemos ver unas especificaciones técnicas de gama media en datos como la respuesta en frecuencia.

General:

  • Tipo: Auricular estéreo
  • Diseño: Circumaural
  • Conector: Jack TRRS/estéreo
  • Controlador inline: ✓
  • Peso sin cable: 320 g

Especificaciones del casco:

  • Diámetro del altavoz: 40 mm
  • Impedancia: 32 Ω
  • Respuesta en frecuencia: 20 Hz – 20.000 Hz
  • Sensibilidad: 103 dB ± 3 dB
  • Máx. potencia: 100 mW
  • Control de volumen: Vía controlador inline

Especificaciones del micrófono:

  • Dirección: Unidireccional
  • Impedancia: 2,2 kΩ
  • Respuesta de frecuencia: 50 Hz – 10.000 Hz
  • Sensibilidad: -40 dB ± 2 dB
  • Micrófono desmontable: ✓
  • Micrófono flexible: ✓
  • Micrófono mudo: Vía controlador inline

Cable y conectores:

  • Cable modular: ✓
  • Longitud total de cable 1x 3,5 mm jack estéreo (TRRS): 110 cm
  • Longitud total de cable 2x 3,5 mm jack estéreo: 255 cm
  • Conectores bañados en oro: ✓
  • Clavija TRRS: CTIA

Compatibilidad:

  • PCs/Notebooks: ✓
  • Tablets/Smartphones/MP3 Players/Notebooks (TRRS): ✓
  • PlayStation 4: ✓
  • XBox One: ✓

Contenidos del paquete:

  • B1
  • Micrófono
  • Cable extensor
  • Estuche
  • Manual

Aspecto externo y unboxing

La caja en la que vienen los auriculares pesa 1,13 kg, y nada más abrirla quitando la mitad superior nos encontramos con la funda de transporte rígida que incluye auriculares, accesorios y manual. Se incluye una bolsa con gel de sílice para evitar la humedad en el interior del paquete, y cuyo olor se mantiene durante varios días en los auriculares.

La carcasa de transporte cuenta con una rigidez media, y es muy cómoda para poder transportar o guardar los auriculares. Ojalá más marcas hicieran esto con sus productos, ya que si nos movemos mucho ayudará a proteger el producto de golpes y roces, y aumentará su durabilidad.

Si sacamos todo, nos encontramos los auriculares, el cable extensor, el micrófono, y el manual. No encontramos, por desgracia, una tapa para poder tapar la zona del micrófono por si no lo estamos usando. En el manual se nos explica todas las posibilidades de conexión que tenemos, incluyendo móviles, tablet, ordenador, y mandos de consola.

El cable extensor es prácticamente imprescindible si tenemos un ordenador de sobremesa. Sin embargo, como veremos más adelante, el volumen máximo que ofrece es muy limitado, lo cual no terminamos de entender por qué. Además, el cable hubiera sido USB habría sido mejor. El micrófono, como decíamos, es adaptable y bastante rígido, guardando la forma que le demos.

Los Sharkoon B1 son de color negro en todo su exterior, con un tono muy sobrio y discreto sin ningún tipo de elemento decorativo extra que pueda añadir precio o coste, dándonos una idea de que la compañía los ha querido hacer lo más sencillos posibles para ajustar su precio.

Las almohadillas circumaurales están fabricadas con cuero sintético, las cuales son extraíbles por si queremos cambiarlas o lavarlas. Este material permite aislar el ruido de nuestro entorno, pero en verano puede hacernos sudar un poco de más.

Prueba

Un detalle muy importante de estos auriculares es que te van a venir muy bien si tienes la cabeza grande, o si notas que la extensión máxima de otros auriculares se te queda corta. En mi caso es algo que me pasa constantemente, y estos son los primeros auriculares cuyos pasadores que no he tenido que abrir al máximo para que sean cómodos. Sin embargo, la extensión mínima puede ser quizá demasiado grande para cabezas pequeñas, aunque en principio no noto que en esta extensión queden demasiado cortos con respecto a otros modelos.

A pesar de que por su aspecto parezcan auriculares abiertos, en realidad son cerrados y aíslan algo el ruido ambiente. Los Sharkoon B1 son muy cómodos de usar durante varias horas, a pesar de que las cúpulas no cuenten con un mecanismo de inclinación independiente que permita que el auricular quede más recto con respecto de la cabeza. Los auriculares no aprietan y se asientan muy bien sobre la cabeza, con una diadema con un acolchamiento bastante denso y que ayuda a que los auriculares apenas se noten a pesar de pesar 320 gramos.

En cuanto al sonido, tenemos unos graves bastante buenos, y unos agudos bastante precisos. Sin embargo, en los medios encontramos algunas limitaciones, y son lo que hacen que el sonido no se oiga totalmente limpio como en otros modelos más caros. Esto es comprensible teniendo en cuenta que estos valen 55 euros y no compite con ellos. En general, la calidad de sonido es muy buena escuchando música, y jugando podemos posicionar a los enemigos perfectamente.

El micrófono tiene un sonido claro y fuerte, por lo que tus amigos no van a tener ningún problema en oírte. Eso sí, asegúrate de que esté orientado hacia tu boca, ya que es unidireccional con un ángulo de 30 grados.

Donde sí noté problemas con el sonido fue a la hora de usar el extensor. A pesar de que el cable está bien aislado y no se oye ningún tipo de ruido eléctrico que pueda venir del PC, el volumen máximo que ofrece el controlador incluido es demasiado bajo. Si conectas el jack directamente a la salida de audio éste sí es fuerte, pero con el extensor no. Probé a conectarlo con el cable extensor USB de los HyperX Cloud II, y aunque la calidad del sonido baja un poco, puedo subir el volumen mucho más alto.

Conclusión

Su aspecto recuerda mucho a los Kingston HyperX Cloud II, los cuales he usado durante varios años, y donde he podido estar disfrutando de la gran calidad de sonido que ofrecen. Como comentaba antes, donde más diferencia se nota en calidad de sonido entre ambos auriculares es en los medios, además de que los graves se oyen más fuertes en los Sharkoon B1.

Estos Sharkoon B1 son una de las mejores opciones si quieres comprarte unos auriculares gaming completos y con una buena calidad de sonido. Eso sí, te recomiendo que uses una tarjeta de sonido por USB para conectar directamente el jack, ya que el volumen del extensor es demasiado bajo. Con ella, también podrás emular 7.1, ya que estos auriculares son estéreo (algo que por mi parte agradezco, ya que la emulación 7.1 no me gusta en ningún caso).

Cuando pruebo unos auriculares nuevos pasan unos días hasta que consigo acostumbrarme con respecto al que he estado usando hasta la fecha. Sin embargo, con los Sharkoon B1 no he tenido este problema, y me he hecho muy rápido a ellos.

En definitiva, estos auriculares son muy conservadores en diseño y prestaciones, lo cual es algo positivo cuando estamos buscando unos completos auriculares gaming de gama media que no nos vayan a salir muy caros. Si los Sharkoon B1 coinciden con vuestro presupuesto no os vais a arrepentir.

Pros

  • Buenos auriculares en la gama media
  • Gran calidad del micrófono
  • Cómodos de usar durante horas

Contras:

  • No incluye conexión USB
  • Cable extensor tiene un sonido demasiado bajo
  • Sonido no tan limpio como modelos más caros

sharkoon b1 puntuación

Por ello, los Sharkoon B1 reciben la medalla de oro, y nuestra recomendación por su relación calidad/precio. Podéis comprarlos en PcComponentes por 54,95 euros, y en Amazon por unos 60 euros.

Revisado por Alberto García el 22 mayo 2018

Los comentarios están cerrados.