Cada vez más países estudian prohibir las lootboxes en juegos online

Bélgica ya no va a estar sola en la prohibición de las lootboxes en los juegos online, dado que Alemania está estudiando también prohibirlas basado en las conclusiones de un reciente estudio que, parecer ser, demostraría que ese sistema de recompensas se podría considerar juego encubierto, algo que está penado por la ley en la mayoría de países.

La cuestión de si las lootboxes se consideran como juegos de azar continúa. A pesar de que algunos países ya han dicho por su parte que no lo son, la Comisión Alemana de Protección Juvenil no está convencida y ahora está considerando una prohibición basada en un nuevo estudio que elabora sobre que los modelos comerciales y las ventas de la industria dependen de una minoría de jugadores que producen una cantidad considerable de los ingresos de cada compañía. Esta es «una característica típica de los mercados de apuestas», lo que llevó a la Comisión Alemana de Protección Juvenil a considerar la posibilidad de intervenir.

Wolfgang Kreißig, presidente de la Comisión Alemana de Protección Juvenil, ha declarado que «cree que es posible que las lootboxes violen la prohibición de los juegos para niños y menores», y está considerando la posibilidad de una prohibición absoluta.

Alemania se uniría a Bélgica en el baneo de las lootboxes de esta manera

En comparación con los otros países involucrados en el debate, esto tiene mucho más peso para Alemania teniendo en cuenta que su industria de juegos genera más de 4 mil millones de dólares anuales, y el país es una potencia económica en Europa que tiene uno de los mayores producto Interior Bruto (PIB) en el mundo.

En caso de producirse este baneo, Alemania se sumaría al que ya ejecutó Bélgica hace unos meses de las mísmas citando exactamente el mismo argumento.

Supongo que considerar a las lootboxes como juegos de azar, al menos a mí personalmente, me parece una definición acertada, dado que nunca sabes exactamente lo que estás comprando. Solo compras una posibilidad de que te toque alguno de los artículos que se anuncian, que suelen ser varios. Por tanto, prohibir su acceso a los niños y jóvenes (todos sabemos que nadie respeta las restricciones de edad con los juegos) a mi me parecería una opción bastante más responsable. Quizás más desde que tengo un menor a mi cargo.