Los SanDisk X600 emplearán 3D NAND de 64 capas de Western Digital

Escrito por Juan Diego de Usera

El fabricante de dispositivos de almacenamiento sólidos SanDisk acaba de presentar sus nuevos SSDs de la serie X600. Estas nuevas unidades de almacenamiento serán las primeras que se fabricarán empleando la memoria 3D NAND de 64 capas que fabrica Western Digital en las antiguas fábricas de memoria del fabricante Toshiba, el cual las vendió hace unos meses.

SanDisk siempre ha sido cliente preferente de Toshiba. Y desde que se completó su adquisición por parte de Western Digital durante el primer cuarto de 2016, el fabricante de discos duros siempre ha estado intentando meter mano en el lucrativo negocio de la memoria NAND. Desde que un error contable, dejó un descubierto de dos mil millones de dólares y Toshiba decidió desprenderse de su división de memoria, pasando a las manos de un consorcio de empresas liderado por Western Digital, su presencia en el segmento está siendo cada vez más notable.

Dado que el mercado de memoria NAND está en constante expansión, con unos precios que tampoco parecen tener un freno en su tendencia alcista (muy al estilo de su prima, la memoria RAM), no es de extrañar que todos quieran una parte del gran pastel y que antiguos “enemigos” acaben haciendo las paces y comiencen a colaborar de una manera productiva en sacar a delante su negocio.

Los SanDisk X600 tendrán hasta 2 TB de capacidad y versión M.2

Los nuevos SSDs SanDisk X600 saldrán a mercado en versiones de 128, 256, 512, 1 TB y hasta 2 TB de capacidad de almacenamiento interno. Más interesante todavía es que también saldrán las respectivas versiones pero empleando el formato M.2, con un tamaño 2280 (22 mm de anchura y 80 mm de longitud). Aunque también hay que tener en cuenta que estas versiones tendrán la misma tasa de transferencia que sus contrapartes en formato de 2,5 pulgadas.

El empleo de la memoria 3D NAND de 64 capas de Western Digital asegura que la memoria ocupe menos espacio físico sobre la superficie del PCB del SSD, permitiendo crear unidades de mucha mayor capacidad sin el empleo de más chips de memoria. Esto, en teoría, debiera de traer consigo una disminución del precio de éstos, aunque en la práctica, todavía no se ha visto ésto.

Con una tasa de transferencia de 560 MB/s en lectura secuencial, y de 530 MB/s en escritura secuencial, desde luego los X600 de SanDisk no son precisamente lentos. Y con unas temperaturas de operación que van desde los 0 hasta los 70 ºC, está claro que estas unidades están preparadas para trabajar en ambientes extremos.

SanDisk no ha dado precios de estos nuevos SSDs ni ha comentado cuándo saldrán a la venta.

Continúa leyendo