AMD Ryzen 5 2600: primeros datos del procesador Ryzen+ de 6 núcleos

AMD Ryzen 5 2600: primeros datos del procesador Ryzen+ de 6 núcleos

Juan Diego de Usera

En el programa SiSioft Sandra han aparecido las especificaciones técnicas de uno de los nuevos procesadores Ryzen+ en su base de datos, junto con algunos datos de la próxima placa base de gama alta, la Asus ROG X470 Crosshair VII Hero. Estas noticias son importantes para todos los entusiastas de AMD que están esperando estos nuevos procesadores.

El que más y el que menos sabe que el lanzamiento de los nuevos procesadores AMD Ryzen+ (no confundir con Ryzen 2, que esos llegarán dentro de un año todavía) está como quien dice, casi a la vuelta de la esquina. Al fin y al cabo, la compañía confirmó durante su evento en el último CES Las Vegas 2018, que los procesadores serían presentados en Abril de este año. Vale que quizás decir que «están a la vuelta de la esquina» sea quizás hilar un poco grueso. Al fin y al cabo, faltan todavía tres meses para esas fechas.

En cualquier caso, siempre es interesante ver cómo se va a desarrollar tanto su lanzamiento como qué nos podemos esperar de este nuevo procesador Ryzen+ cuyos datos se han filtrado hace escasas horas en Internet. Y, por lo poco que podemos ver en el Sandra, parece ser que AMD ha conseguido ciertas cosas que hasta ahora el actual modelo no era capaz.

El nuevo Ryzen 5 2600 tiene mayores frecuencias base y de boost

Si miráis bien la anterior captura de pantalla, podréis comprobar que el procesador sigue manteniendo su actual estructura de 6 núcleos y 12 hilos (activados gracias al uso del SMT o Simultaneous Multi Threading). Eso está muy bien porque siempre ha sido uno de los principales puntos de venta para esta gama de procesadores. Pero, ahora bien… Si os fijáis un poco más, podréis ver que las frecuencias base y boost han sufrido un considerable incremento. Hemos pasado de una frecuencia base de 3,2 GHz y boost hasta 3,4 GHz, a una frecuencia base de 3,6 GHz y un boost de 3,8 GHz.

Estamos hablando de un incremento de 400 MHz en las frecuencias, pero conservando la misma envolvente térmica de 65 W que tenía el Ryzen 5 1600 original. Desde luego, a los Ryzen les ha venido estupendamente el paso del proceso de 14 nm al de 12 nm. Y es de suponer que este comportamiento debiera de ser el mismo para el resto de procesadores de la nueva serie 2000, con lo que creo que seguramente con estos nuevos procesadores se puedan alcanzar los 4 GHz en más modelos y no solo empleando el boost, como pasa actualmente con su tope de gama, el R7 1800X.