Más de 25 empresas ya fabrican taxis autónomos con GPUs de NVIDIA

Escrito por Rodrigo Alonso

NVIDIA ha desvelado su primer sistema de inteligencia artificial diseñado específicamente para “robotaxis” autónomos. El nuevo sistema, de nombre en clave Pegasus, extiende las competencias de su sistema Drive PX AI para poder manejar lo que han llamado vehículos autónomos de nivel 5 (para transporte de pasajeros). El NVIDIA Drive PX PX AI Pegasus es capaz de gestionar hasta 320 trillones de operaciones por segundo, más de 10 veces lo que su precedesor (el Drive PX 2) era capaz.

El Drive PX Pegasus ayudará a hacer posible una nueva clase de vehículos que son capaces de operar sin conductor. La mayor diferencia con respecto a los sistemas de vehículos autónomos que conocemos hasta ahora es que está destinado al transporte de pasajeros, o en otras palabras, que puede comportarse igual que los taxis normales: cuando vean a una persona con intención de coger el taxi, serán capaces de detectarlo y parar para recoger al pasajero. Además, según NVIDIA éste sistema se puede implementar en robotaxis especiales, adaptados a personas discapacitadas, por poner un ejemplo, o vehículos grandes con espacio para muchos pasajeros o mucho equipaje.

Según la compañía, ya hay más de 25 empresas interesadas y colaborando activamente con ellos para integrar éste sistema en sus taxis autónomos.

Características del NVIDIA Drive PX Pegasus

El sistema Pegasus consiste en una placa electrónica potenciada por cuatro procesadores AI (inteligencia artificial). Empareja dos de los nuevos SoC NVIDIA Xavier (que tienen GPUs basadas en arquitectura Volta) con dos GPUs con hardware creado específicamente para el aprendizaje profundo (deep learning) y algoritmos de visión (lo que os comentábamos antes de detectar a viandantes que quieren subirse al taxi). El sistema proporciona con todo ello una enorme capacidad de cómputo para que los vehículos que incorporen éste sistema no solo sean capaces de conducir sin conductor, sino de actuar como un taxista con todas las de la ley.

Pegasus ha sido diseñado con certificación ASIL D, el nivel de seguridad más elevado de la industria, con puertos de conexión para automoción incluyendo CAN (controller area network), Flexray, 16 sensores dedicados para cámaras, radar, lidar y ultrasonidos, además de varios conectores Ethernet 10 Gbps. Su ancho de banda combinado de memoria es superior a 1 Terabyte por segundo.

Disponibilidad

NVIDIA comenzará a enviar sistemas funcionales Pegasus completamente operativos a sus socios a partir de la segunda mitad del año que viene, aunque su software NVIDIA Driveworks ya está disponible para que los fabricantes puedan comenzar a configurar a medida el software y hacer las pruebas pertinentes. Esto significa que si todo va bien, antes de 2020 veremos los primeros robotaxis funcionando por las calles.

Continúa leyendo