Aorus GTX 1080 Gaming Box, GPU externa con Thunderbolt 3

Escrito por Rodrigo Alonso

Tras la buena acogida de su primera tarjeta gráfica externa, la Aorus GTX 1070 Gaming Box, ahora el fabricante ha decidido lanzar una versión superior que, como su nombre indica, está equipada con una tarjeta gráfica GeForce GTX 1080, la Aorus GTX 1080 Gaming Box, si bien es cierto que en éste caso la tarjeta gráfica que incorpora en su interior es la versión Mini de Gigabyte, que ocupa menos espacio y tiene un consumo bastante contenido, lo que permite al fabricante utilizar la misma fuente de alimentación que en la versión con GTX 1070.

Bajo la carcasa externa, éste dispositivo incorpora la gráfica que hemos mencionado y enlazado antes, dotada de un ligero overclock de fábrica, elevando la velocidad del núcleo a 1607 Mhz de base y 1733 Mhz en modo Boost, con la memoria GDDR5X funcionando a 10 Ghz efectivos. Viene además con un perfil por software que eleva la velocidad un poco más, subiendo el core a 1632 / 1771 Mhz con solo pulsar un botón. La gráfica obtiene la potencia de un único conector PCI-Express de 8 pines, y cuenta con un VRM de 5+2 fases para mayor estabilidad.

Recordemos que el core GP104 que monta ésta gráfica está basado en el nodo a 16 nanómetros de NVIDIA, y cuenta con 2560 CUDA Cores, 160 TMUs, 64 ROPs y 8 GB de memoria gráfica GDDR5X sobre un bus de 256 bits. Como salidas de vídeo la gráfica incorpora tres DisplayPort 1.4, un DVI-DL y un HDMI 2.0. Está refrigerada con un único ventilador de 90 mm y, como decíamos al principio, resulta curioso que Gigabyte la venda bajo su propio nombre y no bajo el de su división Gaming, Aorus.

El sistema cuenta con una fuente de alimentación de 450 vatios ya montada, así que el usuario tan solo tendría que conectar el Gaming Box a la corriente y a su equipo mediante Thunderbolt 3 y ya estaría listo para disfrutar de la potencia que la gráfica le proporcionará. Gracias a que todo está integrado, el GTX 1080 Gaming Box es capaz de proporcionar hasta 100 vatios de carga a través del mismo puerto Thunderbolt 3, por lo que si lo utilizamos junto con un ordenador portátil además estaremos cargando su batería (si el portátil lo admite, en el caso de los Mac de Apple sí es así, por ejemplo). Incorpora además dos salidas DVI, un HDMI y un DisplayPort por si queremos conectar monitores adicionales, así como tres puertos USB 3.0, un USB 3.1 con carga adicional (para cargar smartphones y tablets) y por supuesto el Thunderbolt 3, su principal conector de conexión.

Ahora bien, la parte mala de todo esto es el precio, pues saldrá a la venta a mediados de Octubre a un precio de 750 dólares en EEUU, lo que significa que fácilmente lo veremos a 800 euros o más en el mercado español.

Continúa leyendo
  • Hachazos

    Qué pepino.

  • Frank De Lezzo

    Con lo cual,si el portátil no dispone de conexión thunderbolt, no se podrá conectar , es a si ?
    tampoco se podría conectar al portatil mediante el puerto tipo C ?