¿Merece la pena comprar una caja externa de GPU para las RTX 30?

¿Merece la pena comprar una caja externa de GPU para las RTX 30?

Rodrigo Alonso

No son pocos los usuarios que andan detrás de una de las nuevas tarjetas gráficas NVIDIA RTX 30 Series de arquitectura Ampere, pero los elevados requisitos de potencia y espacio disponible en la caja de éstas hacen que muchos usuarios se estén viendo obligados a realizar más modificaciones en el hardware de su PC para asegurarse la compatibilidad. A este respecto, ¿merece la pena invertir en una caja de GPU externa para estas RTX 30 Series?

Inicialmente, las cajas para GPU externa están diseñadas para que ordenadores portátiles, mini PCs y equipos de bajo consumo puedan disfrutar de la potencia gráfica que proporciona una GPU de escritorio sin tener que cambiar de plataforma, aunque eso sí, requieren conectividad Thunderbolt 3 para poder disfrutar de todo su potencial. Dado el tamaño y la potencia requerida de las RTX 30 Series de gama alta, muchos usuarios se están viendo en la tesitura de que su hardware actual no es compatible con estas tarjetas gráficas, viéndose obligados a cambiar de caja / fuente si quieren poder comprar una de las nuevas GPUs de NVIDIA.

¿Son compatibles las RTX 30 Series con una caja de GPU externa?

La primera duda que la mayoría de los usuarios tendría es si estas cajas externas son compatibles con la nueva generación de tarjetas gráficas de NVIDIA, así que lo primero que hay que comprobar es el tamaño:

  • RTX 3090 (Founders Edition): 313 mm de largo por 138 mm de alto por 55 mm de ancho.
  • RTX 3080 (Founders Edition): 285 mm de largo por 112 mm de alto por 2 slots de ancho.
  • RTX 3070 (Founders Edition): 242 mm de largo por 112 mm de alto por 2 slots de ancho.

NVIDIA-RTX-3090,-RTX-3080,-RTX-3070-Ampere

En términos de tamaño, tanto la RTX 3070 como la RTX 3080 no deberían tener problemas con ninguna de las cajas eGPU existentes en el mercado, ya que tienen unas dimensiones bastante estándar. Sin embargo, la RTX 3090 sí que preocupa por su tamaño, tanto por los más de 31 centímetros de longitud como por su altura. A pesar de que muchas cajas para GPU externas afirman ser compatibles con gráficas de hasta 3 slots de ancho, se ha visto que por ejemplo es imposible hacer que una RTX 3090 entre en una eGPU Razer Core X Chroma, la caja para GPU externa de más alta gama de Razer.

3090 FE almost fits Razer Core X Chroma… the bracket is ~2mm too wide from r/eGPU

Lo mismo sucede en términos de potencia. Según NVIDIA, estos son los TDP y potencia recomendadas para estas tarjetas gráficas:

 TDPPSU recomendada
RTX 3090350 W750 W
RTX 3080320 W700 W
RTX 3070220 W550 W

Ahora hay que tener en cuenta la fuente de alimentación que incorporan las cajas para GPU externas. Por ejemplo, la Razer Core X tiene una fuente de 650W, mientras que su versión tope de gama (Chroma) la tiene de 700 vatios. El Gaming Box de AORUS tiene una fuente de apenas 450 vatios, mientras que el Alienware Graphics Amplifier incorpora una fuente de alimentación de 460 vatios.

Vistos estos datos, ninguna GPU externa podría con la RTX 3090 en condiciones óptimas (aunque seguramente funcionaría si fueras capaz de meterla dentro), y solo el Razer Core X Chroma podría con la RTX 3080. La RTX 3070 sí que debería funcionar sin demasiados problemas en cualquier eGPU a pesar de que no cumplan con la potencia recomendada, pero si son compatibles con una RTX 2080 Ti que tiene 250W de TDP, deberían ser compatibles con los 220W de la RTX 3070.

¿Merece la pena una eGPU para las NVIDIA Ampere?

Realmente, el principal motivo por el que alguien querría una caja para GPU externa con las nuevas RTX 30 Series de NVIDIA sería porque en su PC no puede utilizarlas, sea porque utiliza un portátil, mini PC o similar, o sea porque no le caben en su equipo actual sea por tamaño o por potencia de la gráfica.

Vistas las necesidades de estas GPUs, realmente solo la RTX 3090 daría problemas en un PC de escritorio normal, y dado que esta GPU tampoco cabe en una eGPU no tiene ningún sentido el adquirir este aparato. En otras palabras, comprar una eGPU para las RTX 30 Series tendría sentido únicamente si quieres jugar en un portátil con Thunderbolt, pero solo para las RTX 3070 / 3080, en ningún caso para la gráfica tope de gama, la RTX 3090.