¿Tiene sentido la subida de precio de los nuevos procesadores Coffee Lake?

Recientemente se ha filtrado que el momento de la presentación de los nuevos procesadores Coffee Lake será a principios de Octubre. Pero junto con esa filtración, otra filtración más preocupante ha llegado a los ojos de los usuarios. Y es que Intel pretende subir el precio de sus nuevos procesadores. Por encima de los precios actuales. ¿Tiene eso sentido?

Antes que nada, vamos a ponernos un poco en situación. Hasta el lanzamiento de los AMD Ryzen, el lanzamiento de los Coffe Lake de Intel iba a ser como cualquier otro lanzamiento de Intel: un 10% más de rendimiento sobre la anterior generación, algunas mejoras internas y a seguir esperando el salto al nodo de 10 nm.

Pero de repente, en Marzo, se planta AMD con un procesador que no solo hace todo lo que hacían los actuales Core ix de escritorio, si no que lo hace bien. Y en muchas circunstancias, bastante mejor. Tan bien lo hace AMD que desestabiliza toda la industria del hardware.

Y de repente, Intel se vuelve a encontrar de frente con un competidor que realmente sí le puede plantar cara. Sus ventas se resienten y entra en modo de contención de daños. Hace lanzamientos apresurados. Y toda la gama Core se tambalea como hacía años que no se veía. Sí, incluyendo la gama HEDT que, sin comerlo ni beberlo, se encuentra con un competidor mucho más barato que rinde lo mismo o más.

Hay razones a favor y en contra de la subida de precios de los procesadores Intel Coffee Lake

El principal argumento a favor de la subida de precios de los neuvos Intel Coffee Lake es, básicamente, que incluyen dos núcleos más en todas las gamas Core. Así, los Core i3 pasan a tener 4 núcleos reales y no dos con HT. Los core i5 pasan a tener 6 núcleos físicos. Y los Core i7 pasan a tener 6 núcleos con HT. El aumento de núcleos significa que el rendimiento en procesadores fabricados en cada oblea es bastante inferior. A parte que serán más complejos en su fabricación. Y hasta ahora, los únicos procesadores con más de 4 núcleos que Intel había fabricado son los pertenecientes a su gama HEDT. Pero estos nada tienen que ver con los Core ix de sobremesa.

El argumento en contra de la subida de precios se centra en que… AMD está ahí. Y actualmente tiene una relación precios / prestaciones realmente competitivos frente a los actuales Kaby Lake. Obviamente, la inclusión de dos núcleos extra hará que los neuvos Coffee Lake suban mucho en aplicaciones multinúcleo. Pero si el precio se dispara, los usuarios seguirán prefiriendo AMD por la relación precio / prestaciones que ostenta ahora mismo. E Intel tampoco puede poner todas sus esperanzas en que un procesador de 6 núcleos le vaya a hacer mucha competencia a Ryzen 7 en aplicaciones multihilo.