Las nuevas fuentes SFX L de Be Quiet! son perfectas para un HTPC

Escrito por Juan Diego de Usera

Be Quiet! ha presentado su nueva gama de fuentes de alimentación SFX L. Siguiendo la demanda de los usuarios de equipos HTPC o mini ITX, el fabricante germano lanza ahora solo un par de modelos. Las nuevas fuentes se caracterizarán por ser extremadamente silenciosas. Lo que las convierte en perfectas para ser empleadas en el HTPC del salón.

Be Quiet! es el fabricante de fuentes de alimentación que más vende en Alemania. Y así llevan 11 años de manera consecutiva. Quizás tenga algo que ver que ellos mismos también son germanos. O quizás tenga más que ver el hecho de llevar ya bastantes años desarrollando fuentes de alimentación que, a parte de rendir muy bien, son muy silenciosas. Porque si algo ha caracterizado a esta empresa desde el principio es su dedicación a desarrollar componentes electrónicos con muy baja huella sonora (de ahí su nombre).

Precisamente gracias a su dedicación al mercado de componentes de baja huella sonora, los componentes que fabrica suelen encontrar su hogar en cajas de tipo HTPC. Donde la emisión sonora ha de ser siempre la más baja posible. Dado que a nadie le apetece estar viendo una película con el acompañamiento del chirrido de los ventiladores.

Las SFX L no llegan a emitir ni 30 dBA al 100% de carga

Las nuevas fuentes SFX L se han diseñado para emplear un ventilador especial de 120 mm. Cuyo marco se ha hecho más fino que los habituales ventiladores de este tamaño. Ello permite instalarlo en las fuentes de menor tamaño como las SFX. Pero siempre manteniendo una baja carga sonora. Incluso cuando está funcionando a plena carga la fuente.

Hablando de “plena carga”, dos son los modelos que se han presentado de esta fuente de Be Quiet! Uno de ellos tiene una carga máxima de 500 W, mientras que el otro tiene una carga de 600 W. La verdad es que con las reducciones de consumo generalizadas que estamos viendo en los componentes, estas dos potencias son más que suficientes para manejar el hardware que suele ir dentro de un sistema HTPC. Dado que este tipo de equipos son notorios por emplear componentes de no excesivo consumo. Al fin y al cabo, ni las cajas HTPC ni las mini ITX son famosas por tener una ventilación estupenda.

La sonoridad de estas nuevas fuentes es muy reducida. Así, al 20% de carga solo emiten 8,5 dBA. Al 50% de carga emiten 14,5 dBA. Y al 100% de carga emiten tan solo 28,5 dBA.

El precio de las nuevas Be Quiet! SFX L es de 109 € para el modelo de 500 W. Mientras que el de 600 W se va hasta los 129 €.

Continúa leyendo