Nintendo SNES Mini: problemas de stock y cancelación de reservas

Escrito por Rodrigo Alonso

Ha vuelto a pasar: me han cancelado otro pedido (en este caso la SNES Mini de Nintendo), y no soy el único. Si estás leyendo esto, quizá te haya pasado a ti también en las últimas semanas. Pero pasen y vean, porque la situación tiene miga.

Hasta hace bien poco, cuando querías comprar un producto tecnológico, bastaba con esperar al día del lanzamiento y acercarte a tu tienda habitual a pie de calle, o lo que ya está más que asentado en el mercado, apuntarte a una lista de reserva, un sistema que te garantiza conseguir el producto en riguroso orden de solicitud. Muy mal tenían que ir las cosas para quedarte sin tu producto, incluso si se cerraba la reserva.

Nintendo, la principal afectada

La historia hoy en día es muy diferente. Bien sea por una previsión de ventas poco realista, una gestión inadecuada del stock o simplemente por una producción reducida intencionada, las cosas se están poniendo feas para los consumidores de videojuegos. La realidad es que no hay unidades suficientes para atender la demanda de ciertos productos estrella, y la empresa que está acusando más esta tendencia es Nintendo.

La empresa nipona puso a la venta hace aproximadamente un año lo que acabó siendo el regalo estrella de las navidades pasadas: Nintendo Classic Mini NES. Un producto pensado para los nostálgicos que rara vez llegó a tocar físicamente las estanterías de las tiendas y por el que algunos llegaron a pagar una suma muy superior al precio recomendado en el oscuro mercado de la reventa. El hecho de que se cesara la producción de la consola no hizo más que agravar la situación.

Y la historia se repite para Nintendo con su buque insignia: Nintendo Switch. Apenas cuatro meses después del lanzamiento, no hay forma de dar con la consola en las tiendas ni dentro ni fuera de nuestras fronteras. Llegan con cuentagotas y desaparecen en minutos. Muy parecido a lo que sucedió con Wii en su día, solo que esta vez da la impresión de que están teniendo claros problemas para atender la demanda. Si quieres una Nintendo Switch para Navidad, será mejor que te pongas las pilas ya, y no estamos ni en Agosto. Quien avisa no es traidor.

Si no fuera suficiente con esto, Nintendo repite este año con otra reedición de sus Classic Mini: Super NES. El gran reclamo del producto, además de las evidentes mejoras tecnológicas como la conexión HDMI y el reducido tamaño, es la inclusión de Star Fox 2. La continuación del Star Fox original de SNES (conocido como Starwing en Europa) no llegó a ver la luz en su día por la irrupción de Nintendo 64, y Nintendo ha querido aprovechar la ocasión para editarlo al fin y conmemorar así los 25 años de la aparición de la Super Nintendo original. Junto a Star Fox 2 viajan 20 clásicos elegidos para la ocasión. Aún no han trascendido todos los detalles, pero se presume que seguirá la senda de NES Mini: los juegos vendrán preinstalados sin opción a comprar o instalar ninguno más.

El problema de stock sacude las tiendas, y cancelan reservas

Aunque la consola no sale a la venta hasta el 29 de septiembre de 2017, muchas tiendas en España dieron el pistoletazo de salida a la preventa o reserva (según la política de cada minorista) de la consola hace unas semanas. A día de hoy ya no aceptan más pedidos y no hay visos de que eso vaya a cambiar hasta el día de la salida, si es que llegan unidades adicionales para ese día. Se desconoce el número de unidades distribuidas en España, pero vuelve a ser escaso a tenor de lo rápido que se han llenado las listas de espera. Todo esto pese a que Nintendo aseguró haber aprendido de las experiencias pasadas con NES Mini.

A esta situación de escasez en la distribución por parte del fabricante, se unen unos nuevos agentes externos: los distribuidores minoristas. Las grandes superficies en España (MediaMarkt, El Corte Inglés, GAME, Fnac, PcComponentes, etc.), que se han sumado al carro de los gigantes del sector como Amazon, han llegado a agotar stock de reserva y han ido más allá: han llegado a reservar o prevender por encima de las unidades que van a recibir. Comercios como El Corte Inglés, Fnac o PcComponentes han llegado a anular reservas, incluso con el pago efectuado en algunos casos, aduciendo que los proveedores han cambiado la previsión de unidades a la baja.

Pero esta situación no solo está afectando a un único producto. Hay una tendencia real a que estos comercios anulen las reservas ya formalizadas. Si piensas que una empresa seria como El Corte Inglés va a mantener la reserva que has pagado y que te garantiza la disponibilidad de ese juego que tanto esperas, te equivocas. No es ningún secreto que la página web de ECI no controla correctamente el stock. Y si además añades que ni siquiera te notifican debidamente por correo electrónico, como fue mi caso, la situación se vuelve insostenible. ¿Con qué seguridad volveré a hacer compras en preventa sabiendo que me van a ningunear como ya lo han hecho en el pasado? ¿Tendré que mirar el estado de mis reservas todos los días por si son canceladas y no me notifican?

¿Son las redes sociales la solución para que te hagan caso?

Eso sí, hay vida después de la anulación inesperada. Siempre existe la posibilidad de quejarse por los medios habilitados por los comercios, como las cuentas de atención al cliente en redes sociales. Famosa es ya la cuenta de El Corte Inglés en Twitter, que insiste incansable en lavar los trapos sucios por mensaje privado y en pasar los datos de las quejas a los rancios departamentos convencionales de la empresa. Y sí, aunque tardan, acaban cerrando el tema, aunque solo te llamen para decirte que lo lamentan mucho y que no habrá unidades para cubrir tu pedido.

También existen los famosos tickets de soporte, como los de PcComponentes. Aquí os dejo una bonita misiva que retrata esta situación.

Como veis, los comercios, lejos de asumir una mala actuación, se escudan en que los datos de estocaje ofrecidos por los proveedores les impiden dar el servicio con normalidad, como deja patente este otro mensaje de desesperación en Twitter.

Si te encuentras en la misma situación que yo, o acabas entrando en esta singular ruleta de la fortuna en busca de ese producto que tanto deseas, te recomiendo armarte de paciencia y hacer valer tus derechos como consumidor, para que todas las partes implicadas en la fabricación, distribución y venta se den cuenta de que los que estamos al otro lado nos merecemos seriedad y compromiso. Simplemente queremos jugar sin que nos la jueguen.

Este artículo ha sido escrito por Carlos Montilla (@esmoncar) para HardZone.

Continúa leyendo
  • ruvelro

    PCcomponentes, menuda panda de sinvergüenzas… Cómo se les ha subido el éxito a la cabeza, tanto como han subido ellos sus precios.

    Amazon 4ever

    • En mi caso además me cancelaron la reserva sin ni siquiera avisar de que lo habían hecho, y al día siguiente de que me llegara un correo pidiéndome que la confirmara por enésima vez. Con esto, han perdido un cliente de toda la vida.

    • Ezel

      Yo uso ambas, y he de decir que las dos tienen lo suyo, en Amazon me ha pasado varias veces ya que he comprado cosas que en su estado indicaba que eran nuevas y no lo eran, y las vendía Amazon directamente. Luego en PCComponentes suelen tener más piezas de ordenadores cuando en Amazon no están o tienen un mayor precio(a veces es justo al revés).

      Ambas meten la gamba con la descripción y las respuestas. Igual de PCComponentes no me gusta tanto banner en su web, aunque de momento no han jugado a vender o ceder los datos de sus clientes para publicidad, cosa que Amazon si hace y me sorprende, porque anda que no harán caja con las ventas, comisiones, etc. En fin, que las dos tienen lo suyo.

  • Rafael

    Nintendo siempre con noticias de problemas de Stock. Que no, Nintendo, que no pico, no compro.

  • fulanodetal

    Son las mismas tiendas que se quedan con los stocks para venderlos en ebay especulando.

  • Nagano

    Desde Pccomponentes me han cancelado la reserva sin decir nada. Lo que han conseguido, es que deje de comprar ahi y que haga mala publicidad de eata tienda