Juega a la velocidad del rayo gracias a la GTX 1080 Ti Lightning Z de MSI

Escrito por Juan Diego de Usera
MSI

MSI vuelve a presentar una tarjeta gráfica perteneciente a su legendaria serie Lightning. En este caso el modelo es el MSI Geforce GTX 1080 Ti Lightning Z, equipado con el poderoso disipador TRI-FROZR. Gracias a él, la tarjeta es capaz de alcanzar grandes velocidades de reloj en sus núcleos y mantenerse fresca a la vez.

Todos conocemos el especial cuidado que suele poner MSI a la hora de diseñar los disipadores que acompañarán a sus tarjetas gráficas. Es por ello que el mejorado disipador TRI-FROZR monta dos ventiladores de 100 mm en sus extremos más uno de 90 mm en el centro. Todos ellos de la reputada serie Torx 2.0. No está de más recordar que estos ventiladores combinan aspas diseñadas al estilo tradicional con aspas diseñadas para dispersar mejor el calor. Si a esto le añadimos las dos heatpipes de 8 mm que emplea el disipador, no me extraña nada que MSI afirme que el disipador puede refrigerar hasta unos increíbles 700 W de calor. Muchísimo más de lo que pueda llegar a generar la gráfica. Lo que, por otra parte, significa que los ventiladores funcionarán a menores rpm, lo que beneficiará la acústica de la tarjeta cuando esté en funcionamiento.

Mystic Light, Bios para su uso con LN2 y fases de 60 A

Desde luego, MSI ha querido darlo todo con su nueva Lightning Z en cuanto a componentes y funcionalidad.

Así, por ejemplo, el fabricante ha creado un perfil especial de la Bios de la tarjeta destinado a los overclockers extremos. Para ellos ha creado su perfil LN2, que elimina toda posible restricción de la tarjeta gráfica y permite intentos para poder batir records mundiales. Para lo que ayuda bastante que el PCB de la tarjeta esté formado por 10 capas y 14 fases para la GPU, más otras tres para la memoria GRAM.

Fases que son modelos de la reputadísima firma Dr. MOS que van tarados para soportar la friolera de 60 A de potencia y, en cuyo interior hay núcleos Hi-C CAP, bobinas de súper ferrita y condensadores sólidos. Por no olvidar que el PCB de la tarjeta tiene puntos de medición especialmente diseñados para comprobar los voltajes del núcleo, la memoria y el PLL.

No nos podemos olvidar del software Mystic Light de MSI. Con él, cada usuario podrá configurar la iluminación RGB de su tarjeta gráfica como desee. E incluso, si tiene una placa base MSI que sea compatible, sincronizar el show de luces de ambos componentes, para que el espectáculo sea mucho más impactante a la vista.

Continúa leyendo