Gigabyte lanza su propio disipador para SSDs M.2 bajo su marca Aorus

Escrito por Rodrigo Alonso

Muchas veces os hemos contado que los SSDs en formato M.2 suelen tener problemas de temperatura, especialmente los PCIe NVMe que se conectan directamente al zócalo de la placa base, y se produce el fenómeno conocido como thermal throttling mediante el que el SSD baja sustancialmente su rendimiento para preservar su integridad a causa de la alta temperatura. Por éste motivo, muchos fabricantes han comenzado a lanzar sus propias soluciones como el M.2 Shield de MSI, y hoy toca hablar de la solución de Gigabyte, el Aorus M.2 Thermal Guard.

Por el momento Gigabyte tan solo ha publicado un teaser, o en otras palabras, una imagen presentación del dispositivo sin dar datos concretos. No obstante, tratándose del dispositivo que se trata una imagen nos dice mucho, como por ejemplo que es un mero disipador pasivo de aluminio que se coloca encima del SSD en formato M.2 para reducir su temperatura aprovechando la refrigeración de la caja.

Ya hemos visto varias veces que con un simple disipador pasivo la temperatura se reduce considerablemente, y en el caso de éste modelo de Aorus – Gigabyte podemos esperar justamente eso: bajar las temperaturas de funcionamiento lo suficiente para que en ningún momento se produzca Thermal Throttling, y que por lo tanto el dispositivo de estado sólido pueda funcionar a su máximo rendimiento en todo momento y, además, aumentaremos su esperanza de vida puesto que ya sabéis que a mayor temperatura mayor es el desgaste.

Por supuesto, Gigabyte no ha dicho nada sobre el dispositivo, así que no sabemos ni su precio ni su disponibilidad. Sería de esperar, no obstante, que Gigabyte comience a incluirlo entre los accesorios de sus placas base Aorus -y probablemente en las propias-, pero lo que dudamos es que lo vendan por separado, algo que todo sea dicho, estaría muy bien pues no es un dispositivo especialmente caro (por ejemplo el de Aqua Computers apenas cuesta 5 euros y es de éste mismo tipo) pero cuyo efecto se nota inmediatamente. Para que os hagáis una idea, con el de Aqua Computers nosotros hemos bajado la temperatura de funcionamiento de un Corsair MP500 de 480 GB de 92ºC a solo 65ºC de temperatura máxima.

Tocará esperar como siempre a que el fabricante realice el anuncio oficial, pero vamos que con lo que ya os hemos contado solo nos quedará saber a partir de cuándo lo tendremos en la calle.

Continúa leyendo