Análisis: AMD Ryzen 7 1800X y la nueva plataforma AM4 de AMD

Análisis: AMD Ryzen 7 1800X y la nueva plataforma AM4 de AMD

Miguel Ángel Rodríguez

Por fin está aquí. Desde hace mucho tiempo se especula con la plataforma de AMD que le permitirá reengancharse al tren que perdió hace tiempo. No sé si por estrategia de empresa o por falta de recursos pero lo que está claro es que el mundo de los procesadores para PCs de escritorio era monopolio casi exclusivo de Intel. Llega Ryzen con todo lo que ello implica.

Como reza la publicidad que AMD ha puesto a nuestra disposición, «Ryzen is here». Y ciertamente esto tiene muchas implicaciones. Implicaciones que van a afectar de forma colateral a más de un fabricante. Por lo pronto, para AMD significará, si se cumplen sus pronósticos, volver a recuperar la credibilidad que ya había perdido con sus antiguas plataformas y su forma de gestionar el mercado de los procesadores de escritorio.

Para Intel, sin duda el principal perjudicado, cambiar su modelo de negocio que va a cambiar bruscamente al tener que aceptar a un nuevo actor en la representación. Y un actor muy incómodo y no precisamente de segunda fila. Yo no se cual va a ser la nueva estrategia de Intel y sería muy atrevido asegurar que vayan a bajar los precios de sus procesadores, pero lo que sí tengo claro es que esa estrategia va a cambiar.

Un cambio de orientación en la arquitectura  

Muchos «sapos y culebras» habrá tenido que tragar AMD para reconocer que la filosofía del Hyper-Threading the Intel era la adecuada. Pero rectificar es de sabios y eso sí lo ha hecho bien AMD. Sin duda este es el principal cambio de enfoque en la fabricación de los procesadores.

Más características sin duda podéis leerlas en el artículo que os hemos escrito.

De todos los procesadores que AMD ha incluido bajo el nombre de código «Summit Ridge» el más alto de la gama y buque insignia es el Ryzen 7 1800X que estamos ansiosos por probar y comprobar de primera mano si cumple con las expectativas que AMD se ha encargado de crear de una manera magistral.

No os puedo decir cual es mi opinión al respecto porque aún no lo he probado pero en algo sí estamos todos los aficionados al hardware de acuerdo. Igual que cuando Intel saca un nuevo procesador, no podemos hacer más que darle la bienvenida a Ryzen y esperar que la entrada de aire fresco en este nicho de mercado nos beneficie al usuario final que, al fin y al cabo, es lo que todos esperamos.

«Your Ryzen is here»