Suben un 7700K a 5,2 Ghz automáticamente con Game Boost de MSI

La funcionalidad “Game Boost” de las placas UEFI de MSI permite realizar Overclock al sistema de manera automática, y concretamente con las nuevas Z270 para Kaby Lake de Intel se ha logrado elevar la velocidad de funcionamiento de un procesador Intel Core i7-7700K a 5.2 Ghz, aunque eso sí, con un sistema de refrigeración líquida personalizado.

La mayoría de fabricantes de placas base modernas incluyen hoy en día una funcionalidad para realizar algo de Overclock al procesador de manera automática, siempre y cuando el procesador tenga el multiplicador desbloqueado y el chipset de la placa lo permita. Ésta funcionalidad permite a usuarios que no quieren complicarse la vida realizando Overclock manual el poder sacarle un poco más de partido a su procesador sin tener que hacer mas que un par de clics y esperar unos cuantos reinicios mientras el sistema lo hace todo de manera automática.

Ésta tecnología emplea el método de prueba y error, o en otras palabras, eleva la frecuencia de funcionamiento del procesador, hace un pequeño test de estabilidad, y luego actúa en consecuencia dependiendo de si es satisfactorio (sigue elevando frecuencia) o no (primero sube voltaje y vuelve a probar, si sigue inestable bajará la frecuencia), pero siempre manteniendo monitorizadas las temperaturas de funcionamiento para asegurar la integridad del sistema.

La verdad es que es una tecnología bastante cómoda para, como decíamos, quien no quiera complicarse la vida haciendo esto por sí mismos, aunque generalmente se obtienen unos valores de Overclock bastante inferiores al potencial de placa y procesador (por ejemplo, con mi Core i5-6600K y mi Asus Z170 Deluxe yo he elevado la frecuencia de funcionamiento a 4,9 Ghz con buenas temperaturas y completamente estable, y sin embargo la utilidad de Auto Tuner de la placa solo logró elevar la frecuencia hasta los 4,4 Ghz).

La noticia del día con respecto a esto nos llega de la mano de MSI, quienes utilizando la función “Game Boost” de una placa MSI Z270 Xpower Gaming Titanium han logrado elevar la frecuencia de funcionamiento de un Intel Core i7-7700K hasta los 5.207 Mhz de manera totalmente automática, con un multiplicador de 52X y un vCore bastante alto eso sí, de 1.507 V. Hay que destacar que para lograr éste Overclock, la función Game Boost deshabilitó los estados C del procesador (estados de suspensión y reposo), por lo que el sistema no relaja la velocidad cuando el sistema está inactivo y el procesador está siempre a 5,2 Ghz.

Sin lugar a dudas es muy loable éste logro, y muy seguramente MSI aprovechará la coyuntura para publicitar su función Game Boost por encima de las opciones que ofrecen los rivales.

Vía | LegitReviews.