Silverstone ECM22, una tarjeta PCI-Express para instalar dos SSDs M.2

Escrito por Rodrigo Alonso
Discos Duros
0

Silverstone ha mostrado durante el CES una buena gama de productos y soluciones, si bien es cierto que no muchos de ellos son novedades. Algo que sí es una novedad es su nueva tarjeta de expansión PCI-Express ECM22, un producto que permitirá instalar dos dispositivos de estado sólido con interfaz M.2 utilizando un único zócalo PCI-Express 3.0 x4.

El Silverstone ECM22 es una tarjeta de expansión PCI-Express que utiliza una interfaz PCI-Express 3.0 x4, con un tamaño de media altura (por lo que es compatible con cajas de formato slim, HTPCs y sistemas de factor de forma pequeño dado que el zócalo trasero se puede quitar o sustituir por uno de perfil bajo) y que incorpora dos zócalos para instalar unidades de SSD de formato M.2 22110 (110 mm de largo como máximo) con enlaces PCI-Express 3.0 x2. Uno de los dos zócalos tiene un puerto SATA en el extremo del PCB, de manera que podríamos conectar uno de los dos SSDs a un puerto SATA 3 libre de la placa base directamente con un cable estándar SATA 3, así que es compatible también con SSDs M.2 con interfaz SATA si el usuario así lo requiere.

La ECM22 de Silverstone no tiene ningún tipo de controladora, así que el hacer configuraciones RAID y el que podamos arrancar el sistema desde un SSD NVMe instalado en ésta dependerá de que la BIOS de la placa base lo soporte. En resumidas cuentas es un mero adaptador para sistemas que carecen de zócalos M.2 con soporte para PCI-Express o para aquellas que sufren de problemas de temperatura al estar éstos cerca de la tarjeta gráfica o el chipset, pues como bien sabéis éste tipo de dispositivos suele sufrir de thermal throttling y el uso de una tarjeta de expansión mejora considerablemente éste problema.

Por el momento Silverstone tan solo ha enseñado el ECM22, ni siquiera lo ha lanzado al mercado y por lo tanto no se sabe ni su fecha de disponibilidad ni su precio, aunque lógicamente parece que no tendrá un precio elevado dado que, como decíamos antes, es un mero adaptador que no contiene controladora ni nada adicional. No obstante puede ser una solución barata para aquellos que tienen un sistema sin zócalos M.2 y quieren SSDs con las últimas tecnologías, o bien para aquellos usuarios que requieren de un alto ancho de banda con muchos SSDs para tareas profesionales de edición de vídeo, por ejemplo.

Los créditos de la imagen corresponden a TechPowerUp.

Continúa leyendo