Los terminales modulares Lenovo Moto Z y Moto Z Play ya disponibles

Escrito por Rodrigo Alonso
Telefonía móvil
0

En Septiembre del año pasado, el fabricante Lenovo sorprendió a todo el mundo con la presentación de sus nuevos smartphones Moto Z y Moto Z Play, ya no por sus características que como vamos a ver a continuación son de indudable gama alta, sino porque se trata de smartphones modulares, o más bien modificables, pues la compañía lanza también una serie de accesorios con los que podremos convertir el smartphone en diferentes artilugios tales como una cámara de alta gama o un proyector.

Vamos a comenzar hablando de estas modificaciones, y luego pasamos a las características de los terminales. Llegan con modificaciones bautizadas como MotoMods, que permitirán acoplar fácil y rápidamente a la parte trasera unos complementos que convertirán el smartphone en diferentes artilugios, gracias a un conector externo especial ubicado en la parte trasera del terminal. De ésta manera, tenemos un altavoz JBL para convertir el móvil en un reproductor portátil, un mini proyector con batería integrada, una cámara de fotos Hasselblad con flash de Xenón y zoom óptico de 10 aumentos y una batería extra que aumentará la capacidad del terminal en 2200 mAh.

Ahora sí vamos a ver los terminales, y comenzamos con el más sencillo de los dos, el Moto Z Play. Equipa un procesador Qualcomm Snapdragon 625 (MSM8953) de cuatro núcleos que funcionan a 2 Ghz, acompañados de una GPU Adreno 506 y 3 GB de memoria RAM. Incorpora de serie 64 GB de almacenamiento interno eMMC de alta velocidad, que pueden ser ampliados hasta, ojo al dato, 2 Tb adicionales mediante tarjeta de memoria en formato micro SD.

Su pantalla es de 5,5 pulgadas y tiene resolución Full HD (1920 x 1080 píxeles). Cuenta con una cámara trasera de 16 Mpx con doble flash LED y PDAF capaz de grabar vídeo a resolución 4K y una cámara frontal de 5 Mpx. Su batería de 3510 mAh promete una autonomía suficiente para un día completo dándole mucha caña al dispositivo, o un par de días con uso normal. Para terminar, cabe destacar su WiFi de doble banda (2.4 y 5 Ghz), Bluetooth 4.0, 4G LTE y demás sensores habituales en casi cualquier smartphone moderno. Sus dimensiones son de 15.64 x 7.64 x 0.69 mm y pesa 165 gramos, por lo que es uno de los smartphones más finos del mercado.

Por otro lado tenemos el “hermano mayor”, el Moto Z a secas, que si bien tiene algunas características algo inferiores al modelo Play, éste sí es compatible con todos los MotoMods. Su procesador sí es superior, un Qualcomm Snapdragon 820 de cuatro núcleos a 1.8 Ghz y una GPU Adreno 530, acompañado de 4 GB de memoria RAM e, igual que el modelo anterior, 64 GB de almacenamiento eMMC ampliables hasta en 2 TB con tarjeta de memoria micro SD.

En éste caso la pantalla cambia y mucho, pues aunque también es de 5,5 pulgadas su resolución asciende a 2560 x 1440 píxeles, y además está protegida por la famosa solución Gorilla Glass 3 de Corning. La batería es algo inferior, de 2600 mAh, aunque recordad que con el MotoMod de la batería podremos sumar 2200 mAh adicionales haciendo que en total tenga 4800 mAh, dando al dispositivo una autonomía de 3-4 días fácilmente.

Las cámaras también son diferentes aunque igual que en el caso anterior podremos instalar la cámara Hasselblad con zoom óptico de 10 aumentos. La trasera es de 13 Mpx con doble flash y enfoque automático, mientras que la frontal es de 5 Mpx. Igual que el modelo Play, éste Moto Z tiene WiFi 802.11 a/b/g/n/ac de doble banda, GPS, Bluetooth 4.0, 4G LTE y demás conexiones habituales en cualquier terminal moderno. Para terminar, sus dimensiones son un tanto más pequeñas: 15.53 x 7.53 x 0.52 mm, siendo en éste caso un terminal extremadamente fino, pero recordad que está pensado para añadirle MotoMods en la parte trasera. Pesa 137 gramos.

En Movilzona publicaron hace unos meses los precios oficiales de estos terminales de Lenovo en España, pero podéis haceros con ellos a mejor precio en tiendas chinas. Sin ir más lejos en la tienda online de GearBest tienen los dos modelos y sus accesorios en promoción. El Moto Z Play se queda por 344.15 euros con envío incluido y el Moto Z sale por 534.34 euros, también con el envío incluido en el precio.

Continúa leyendo