ADATA lanza el SD700, un SSD externo USB 3.1 con protección IP68

Escrito por Rodrigo Alonso

ADATA ha presentado un nuevo integrante de su familia de discos duros externos, el SD700. En éste caso se trata de un SSD externo que se conecta a través de USB 3.1 (conector Type-A normal) y que destaca por contar con una carcasa exterior que lo protege de casi cualquier daño, pues cuenta con certificación IP68.

Ya de por sí los SSDs son mucho más resistentes que los discos duros mecánicos al carecer de partes móviles, y con ello los impactos no suelen estropear el producto salvo que sean muy fuertes. En éste caso ADATA ha aprovechado ésta facultad para crear una carcasa externa que les dota de una mayor resistencia y que a la vez hace que sean incluso sumergibles (ojo, resisten inmersiones y no les entra agua, pero no se pueden utilizar bajo el agua).

Según ADATA, han probado los SD700 con diferentes pruebas de resistencia, tales como sumergir el dispositivo a 1.5 metros durante 60 minutos o la popular prueba de caídas MIL-STD-810G516.6 del ejército de Estados Unidos, todas con éxito. Por ello no dudan en recomendar éste SSD para usuarios viajeros y profesionales que quieren tener siempre a salvo sus datos en sus viajes y que necesitan gran capacidad y velocidad.

SD700

Hablando de esto, según ADATA los SD700 son capaces de proporcionar hasta 440 MB/s tanto de lectura como de escritura gracias a la inclusión de chips de memoria 3D NAND Flash. Por supuesto el dispositivo es compatible con Windows, Mac y UNIX, así como con Android utilizando adaptadores.

Los nuevos ADATA SD700 estarán disponibles en dos colores (totalmente negro y negro / amarillo) en tiendas en capacidades de 256, 512 y 1024 GB a partir de finales de éste mes a un precio todavía por determinar. En todos los casos cuentan con tres años de garantía directa con el fabricante.

Continúa leyendo