Gigabyte Aero 14: la potencia y la movilidad ya tienen precio

Escrito por Rodrigo Alonso

Gigabyte acaba de anunciar el lanzamiento del que con toda seguridad es su ordenador portátil con mayor rendimiento por tamaño, y que probablemente sea uno de los que tienen una mayor relación de éstos del mundo, el Gigabyte Aero 14. Se trata de un equipo compacto y ligero pero que cuenta con una abrumadora potencia. Claro que la calidad y la potencia tienen un precio.

Comenzamos con el diseño. El Aero 14 de Gigabyte tiene como su nombre indica el tamaño de un portátil con pantalla de 14 pulgadas, pantalla que en éste caso es QHD (2560 x 1440 píxeles). Tiene un grosor de tan solo 1,9 centímetros y pesa 2 Kg, por lo que será muy cómodo de mover y transportar para poder utilizarlo en cualquier parte que queramos.

Sin embargo, que no os engañe su pequeño peso y tamaño, pues en su interior alberga una auténtica bestia. Para empezar, Gigabyte ha integrado un procesador Intel Core i7-6700HQ de arquitectura Skylake, un procesador que cuenta con cuatro núcleos físicos y ocho hilos de proceso gracias a la tecnología hyperthreading de Intel que funcionan a una velocidad máxima de 3,5 Ghz.

Éste potente procesador va acompañado de hasta 32 GB de memoria RAM DDR4 a 2133 Mhz (el modelo básico lleva 8 GB, pero se pueden instalar hasta 32 GB), hasta 1 Tb de almacenamiento SSD M.2 a 2000 MB/s en dos unidades (tiene dos zócalos, por lo que se pueden crear sistemas RAID de discos), y una tarjeta gráfica NVIDIA GeForce GTX 965M, si bien ésta se puede mejorar instalando en su lugar una GeForce GTX 970M.

Gigabyte Aero 14_2

En el apartado de la conectividad tampoco se queda corto, pues incorpora tres puertos USB 3.0 mas un puerto USB 3.1 con conector reversible Type-C. También tiene una salida de vídeo HDMI 2.0 compatible con resolución 4K, además de un mini DisplayPort y una salida de audio minijack de 3.5mm. Por supuesto cuenta con WiFi AC de doble banda y Bluetooth 4.1 para completar el apartado de la conectividad. Asímismo, su teclado es retroiluminado, y a pesar de lo potente de su hardware, su batería de 94,24 Wh asegura una autonomía muy decente.

Claro que la potencia y la calidad tienen un precio. Gigabyte no ha confirmado éste punto todavía, así como tampoco la fecha de disponibilidad, pero se está hablando que de 2.000 euros no va a bajar. Ahora, visto su hardware, sin duda merecerá la pena para aquellos usuarios que necesiten ésta potencia en cualquier parte.

Continúa leyendo
  • Ruddy Arnezt

    Por que siempre GIGABYTE vende muy caros, comparados con una ASUS casi no hay mucha diferencia.